La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, durante su visita al CIFPA en Zaragoza.
La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, durante su visita al CIFPA en Zaragoza. / efe
Publicidad

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, indicó que en los próximos días el Gobierno podría aprobar un plan para ayudar a los desempleados de larga duración, especialmente a los mayores de 30 años que “tienen problemas de inserción o de reinserción en el mercado de trabajo”, con bonificaciones para su contratación y “un plus de apoyo en el caso de que sean mujeres”.

La ministra ya adelantó que el Gobierno aprobaría el plan para parados de larga duración aunque finalmente no se aprobaran los Presupuestos Generales del Estado de 2019. La titular del Ministerio aseguró que este plan todavía tiene que pasar por la comisión de secretarios y subsecretarios y por la Comisión de Asuntos Económicos del Gobierno antes de que se apruebe en Consejo de Ministros.

No obstante, dejó claro que uno de los objetivos principales del Ejecutivo es apoyar de una manera “muy personalizada” con itinerarios de inserción para parados de larga duración, “tengan la edad que tengan”. En esta línea, Valerio señaló que, como ya hay un plan de empleo joven, la acción del Gobierno hará especial hincapié en las personas mayores de 30 años que tengan problemas de reinserción en el mercado de trabajo. Así, recordó que en el último real decreto de medidas sociales ya se aprobaron bonificaciones a la contratación de parados de larga duración.

Por otro lado, Valerio, que visitó ayer el Centro de Innovación para la Formación Profesional en Aragón (CIFPA), emplazó a “anticipar” las profesiones del futuro para disponer de profesionales cualificados que puedan ocupar esos puestos de trabajo y no ocurra lo que está ocurriendo ahora con la economía digital, con unos 60.000 o 70.000 trabajos en España que no se pueden cubrir porque no hay personas suficientemente cualificadas para ello. “Eso, teniendo personas desempleadas, es un lujo que no nos podemos permitir”, aseveró.

En declaraciones a los medios de comunicación, la ministra subrayó que en Aragón “se pueden sentir bien contentos con la labor que está haciendo el Gobierno” en materia de formación profesional, con iniciativas “punteras y pioneras en muchas cuestiones”.

Así, mencionó los avances en formación en sectores como la automoción, la logística, o el sector primario, la apuesta “por esa transición justa” en zonas mineras, para “recualificar” a esos trabajadores y que encuentren de nuevo “un lugar en el mercado de trabajo”.

En Aragón hay unos 27.000 alumnos universitarios y 24.000 de Formación Profesional. “Tenemos que valorar la FP y empezar con nuestros niños en la escuela, decirles que es muy importante una profesión bien aprendida” y, en este sentido, instó a dignificar la FP y apostar por la FP dual, “que mezcla la formación con la práctica laboral”, recalcó.

Grupos de trabajo

Valerio indicó que el Gobierno central trabaja para impulsar el consejo general de formación, que llevaba sin reunirse desde 2010. Ya se convocó hace varios meses y se pusieron en marcha “cinco grupos de trabajo”, con la Presidencia de la ministra de Trabajo, la Vicepresidencia del Ministerio de Educación y la participación de las comunidades y los agentes sociales —CCOO, UGT, CEOE y Cepyme—.

La formación debe atender a esa economía digital, al cambio climático, a la transición energética y económica, al envejecimiento de la población y el reto demográfico. “Si queremos tener a las personas formadas para que no se vean excluidas del mercado de trabajo, tenemos que hacer una apuesta conjunta, muy coordinada todas las administraciones públicas y también con los agentes sociales muy en contacto con la empresa”, manifestó ante los medios.

Valerio resaltó de nuevo ese foro de prospección impulsado en Aragón, porque “no solamente hay que dar una formación adecuada para los trabajos que ahora existen y a veces no se encuentran profesionales cualificados para desempeñar puestos de trabajo que están vacantes”, algo que con el paro que hay en España es “dramático”, con una tasa del 11% en Aragón y del 14,45% en España. “Es un lujo que no debemos permitirnos”, indicó, tras afirmar que también hay que “mirar hacia adelante, ver por dónde va a ir el mercado de trabajo, hacer prospección”. Por otra parte, la ministra de Trabajo se refirió a la reforma laboral para aseverar tajante que “el Gobierno no va a llevar ni a aprobar en el Consejo de Ministros ningún real decreto ley que, de manera unilateral, derogue los aspectos más lesivos de la reforma laboral”.