Valenciano reclama el voto para hacer que Rajoy también esté preocupado

La candidata del PSOE insta a devolver en las urnas el malestar ciudadano con el Gobierno.

0

Al grito de «¡Sí se puede!» comenzó ayer el mitin central de la jornada de cierre de campaña de las elecciones europeas del PSOE en Madrid. Una frase que mostró el entusiasmo que se ha venido reflejando, sobre todo en la última semana, en el seno de la formación, ante el empate técnico que dan las encuestas entre las dos principales fuerzas políticas del país, según desvelaron a este medio fuentes de Ferraz.

A pesar de que los dos grandes partidos «pierden en porcentaje de votos» y parece que también eurodiputados, aunque «eso dependerá de la entrada de los pequeños», aseveraron las mismas fuentes, el PSOE está convencido de que la victoria de su candidata, Elena Valenciano, en el debate electoral y el «patinazo» de su homólogo popular, Miguel Arias Cañete, el día siguiente, «ha movilizado al partido». Un impulso que quisieron aprovechar, una vez más, en un acto frente a más de 3.000 personas en el Madrid Arena.

Así, Valenciano se mostró molesta porque «la gente lo está pasando mal y Rajoy está contento», por lo que pidió el voto para «hacer que esté preocupado» y que la gente que sufre «esté contenta».

«Estamos muy cerca de ganar las elecciones y lo vamos a hacer para los que lo están perdiendo todo porque se lo están quitando», exclamó la número dos socialista, que denunció el «streptease político» que, a su juicio, ha perpetrado el PP durante la campaña. «Perdieron el debate y la vergüenza y harán lo mismo con las elecciones», sentenció.

Así, quiso rentabilizar, una vez más, el desliz de Cañete acusándolo de «machista» y, convencida de que los populares «no cree en la libertad de las mujeres», alentó a los simpatizantes de su partido para «no aceptar ni un paso atrás» en este sentido.

Las fronteras también tuvieron su hueco en este sprint final de los comicios, en el que Valenciano expuso que son 28 partidos socialistas en Europa los que se presentan juntos para defender un «cambio social» en la UE. Acto seguido, exigió «un voto sin fronteras» donde los españoles puedan defender las pensiones en Grecia, o los planes de empleo para los jóvenes en Alemania». Además, la número uno del PSOE a los comicios preguntó a la multitud congregada «¿Quién ha dicho que los Veintiocho no pueden girar a la izquierda?», invitando a los electores a propiciar el cambio.

Temida abstención

Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba, que intervino momentos antes que Valenciano en el mitin, también se refirió a la construcción de Europa sobre las cenizas del odio, el rencor y la xenofobia, «y todo eso ha vuelto», aseguró en referencia a las agrupaciones extremistas que se están abriendo paso en las encuestas y que «van a tener buenos resultados», lamentó.

Ante esta situación, el secretario general del PSOE ese mostró convencido de que su formación es «la única que puede ganar a Rajoy», pues, como apostilló, «no tenemos sobres pero sí vuestras papeletas». Por ello, hizo una llamada a la movilización de sus simpatizantes, ante la gran abstención que planea sobre las urnas en la UE.

Finalmente, Rubalcaba aseveró que el líder del Ejecutivo considera estas elecciones como un plebiscito a sus políticas, y sentenció: «No queremos que salga el día 26 y diga que se siente legitimado para dar una vuelta de tuerca más a esas políticas de recorte».