Urkullu no rechaza pactar con Bildu mientras le insta a romper con ETA

El líder del PNV persigue «la gobernabilidad en todos los Ayuntamientos», sea o no la fuerza más votada. Defiende que la presencia institucional de los ‘abertzales’ «es legal»

Después de las elecciones municipales en el País Vasco, donde Bildu dio la campanada al cosechar unos más que excelentes resultados, muchos son los que sospechan que la coalición pactará con el PNV para formar los equipos de Gobierno en diferentes Ayuntamientos de la región. Mucho más, teniendo en cuenta que ambas formaciones han mantenido en los últimos días varias reuniones, de las que no se han hecho públicas las conclusiones. Por eso, y para intentar acallar ciertos rumores sobre una posible vinculación de los nacionalistas con la izquierda abertzale, el presidente del partido jetzale, Íñigo Urkullu, emplazó ayer a Bildu a aprovechar «la magnífica oportunidad» que supone la celebración este sábado de los plenos de constitución de los consistorios para expresar su «exigencia de cese definitivo a ETA».

El nacionalista consideró que si la coalición empieza su «tiempo de responsabilidad institucional» con esa exigencia a la banda conseguirá, además, «una mejor tarjeta de visita ante los partidos políticos que no quieren hablar con ella, cuando menos en público», en alusión a PSE-EE y PP.

Así, apostó por «superar la política de frentes» y, por ello, aseguró, su partido «no entra en ninguna fórmula de pacto que suponga ir a la contra de alguien», tal y como sería, en su opinión, un frente PNV-PSE-PP para impedir que gobierne Bildu, que «tiene representación institucional con todas las de la ley».

«El PNV no renuncia» a gobernar en «ninguna de las instituciones, sea o no la fuerza más votada», aunque «será el ejercicio de otros grupos políticos» el que determine finalmente qué formación recibe más apoyos para estar al frente de los organismos.

Así, el jetzale reiteró que este sábado, en el pleno de constitución de los ayuntamientos, el PNV se votará a sí mismo, que «lo que hagan otros es su decisión» y que hará lo mismo cuando se celebren los plenos de constitución de las Juntas Generales.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de alcanzar acuerdos de gobierno con los abertzales, Urkullu recalcó que «el PNV tiene que insistir en su propio proyecto». Además, agregó, «a día de hoy, de Bildu conocemos muy poco», ya que solo ha presentado las «líneas genéricas» de su programa y su «currículum» en las instituciones «está en blanco».

Por su parte, el vicepresidente primero del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue mucho más contundente y apeló al «sentido común» de todas las fuerzas políticas para que «no gobierne quien no tenga que gobernar», en referencia a Bildu.

Tajante, el también ministro del Interior consideró que «políticamente» no debería producirse un Gobierno dirigido por la coalición.

FuenteAGENCIAS  BILBAO
Compartir