Urkullu y Torra, distanciados a la hora de afrontar el territorio

El lehendakari apuesta por “la vía legal” y por “aprovechar” la actual correlación de fuerzas en el Congreso y el presidente catalán reitera su voluntad de seguir con el proceso soberanista

26
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, con el lehendakari, Iñigo Urkullu, en el palacio Ajuria Enea de Vitoria.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, con el lehendakari, Iñigo Urkullu, en el palacio Ajuria Enea de Vitoria. / EFE
Publicidad

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el president de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Torra, constataron sus diferencias respecto a la forma de afrontar el debate territorial y la resolución del conflicto catalán. Mientras que el presidente vasco apostó por las vías “legales” y por “aprovechar” la actual correlación de fuerzas en el Congreso de los Diputados para buscar la “distensión”, Torra reiteró su voluntad de seguir con el proceso soberanista.

Ambos mandatarios se reunieron ayer en Vitoria-Gasteiz, en un encuentro en el que Torra invitó a Urkullu a visitar a los políticos catalanes “exiliados” y presos por su presunta implicación en delitos relacionados con el proceso soberanista de Cataluña.

Estructura territorial

En la reunión, la primera entre ambos responsables institucionales, se abordaron cuestiones como el debate sobre la estructura territorial del Estado español, la repercusión de la aplicación del artículo 155 de la Constitución que mantuvo en suspenso la autonomía de Cataluña durante varios meses, o la posibilidad de aprovechar las actuales mayorías en el Congreso, que propiciaron la salida del PP del Gobierno central, para buscar una solución a la crisis generada a raíz del proceso independentista de Cataluña.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, que duró algo más de una hora, ambos presidentes constataron sus diferencias respecto a la forma de afrontar estas cuestiones.
El lehendakari reiteró su conocida apuesta por afrontar la reforma del estatus político de Euskadi a partir de vías “legales y pactadas”. En el caso de Cataluña, invitó a Torra a aprovechar la actual correlación de fuerzas en el Congreso de los Diputados para tratar de avanzar en un proceso de “distensión y diálogo institucional” entre los Gobiernos central y catalán.

El president de la Generalitat asumió que, aunque puedan compartir el “objetivo” de decidir por sí mismas su futuro político, los “ritmos” de la sociedad vasca y la catalana “no son exactamente los mismos”. En este sentido, aseguró que “el ritmo hacia la libertad del pueblo catalán y el vasco es posible que no sea exactamente el mismo, pero ambas naciones” tienen “ese objetivo final”.

Además, y pese a que se mostró partidario del diálogo, reafirmó su voluntad de seguir adelante con el proceso hacia la independencia, porque la “respuesta” del Gobierno del PSOE ante la situación de Cataluña está siendo, a su juicio, la misma que la ofrecida por el anterior Ejecutivo del PP. Urkullu dijo que la relación entre Euskadi y Cataluña se ha mantenido “siempre”.