Urkullu plantea a Sánchez una reforma del modelo de Estado

El lehendakari vasco aboga por reconocer la plurinacional desde un marco de convivencia

15

El lehendakari, Iñigo Urkullu, planteó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una reforma del modelo de Estado, que asuma la plurinacionalidad y que reconozca los “hechos diferenciales que demandan un tratamiento propio y singular”. “No hemos hablado de ruptura, sino de convivencia”, aseguró Urkullu.

El presidente del Gobierno vasco propuso explorar este mismo año la creación de una convención constitucional con el fin de que se apueste por un “constitucionalismo útil al servicio de resolver los problemas y no enconarlos”, según expuso en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, al término de la reunión con Sánchez.

En el encuentro, el lehendakari habló a Sánchez de los trabajos que se desarrollan en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento vasco con el objetivo de actualizar y profundizar en el autogobierno.

Urkullu le transmitió “la necesidad de abordar una reflexión sobre el actual modelo de Estado desde la asunción de su propia realidad plurinacional y la existencia de hechos diferenciales que demandan un tratamiento propio y singular”. “No hemos hablado de ruptura, sino de convivencia desde el respeto mutuo”, aseguró.

Pacto constitucional

Asimismo, le planteó “explorar la vía de una convención constitucional que permita interpretar el espíritu originario del pacto que supuso la Constitución”. “Esto supone apostar por un constitucionalismo útil al servicio de resolver los problemas y no enconarlos”, manifestó.

Urkullu precisó que el presidente del Gobierno no le ha pedido que el PNV se sume a la comisión de estudio creada en el Congreso, a instancias del PSOE, para estudiar la modernización del Estado autonómico y que pretendía ser la antesala de una subcomisión para la reforma constitucional.

Según explicó, éste es un asunto que compete al PNV y no al lehendakari como representante del Gobierno vasco.
Una parte de la entrevista estuvo dedicada a compartir una reflexión sobre la realidad económica y del empleo. “Las expectativas son positivas, pero no podremos dar por superada la crisis hasta que no se recupere totalmente el empleo perdido, en cantidad y calidad”, advirtió Urkullu.

En este sentido, trasladó a Sánchez tres ámbitos de trabajo que le parecen prioritarios: mejorar la competitividad industrial y desarrollar una estrategia energética sostenible y eficiente; impulsar políticas activas de empleo, especialmente entre jóvenes y parados de larga duración y apostar por la investigación como palanca para transformar el actual modelo de desarrollo económico.

El jefe del Ejecutivo central y del vasco también departieron sobre el futuro de Europa y Urkullu aprovechó para presentar a Sánchez el documento ‘Visión de futuro de Europa’ elaborado por el Gobierno vasco este mismo año.