El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante un acto con la Ertzaintza.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante un acto con la Ertzaintza. / efe
Publicidad

El lehendakari, Iñigo Urkullu, afirmó ayer que espera que en el momento de su desaparición, ETA piense “en todas las víctimas que ha provocado” de forma que espera que su declaración de disolución sea “clara, sobria y con intención reparadora; capaz de reconocer la injusticia del inmenso dolor que provocó”.

Urkullu participó en la jornada de ayer en la Academia de Policía y Emergencias de Arkaute (Vitoria) en la celebración del 35 aniversario de la salida de las unidades de tráfico de la Ertzaintza, donde agradeció a toda la sociedad, y en especial a la policía vasca, “su labor en favor de la convivencia en Euskadi y en contra de la violencia y el terrorismo”.

“Se cierra definitivamente esta etapa. ETA va a desaparecer. Desaparece algo que nunca debió existir”, subrayó. Tras afirmar que la sociedad vasca ha vivido “con la sombra de ETA”, señaló que su desaparición es “un hecho histórico y pone fin a una historia de radical injusticia”.

“En el momento de su desaparición espero que piensen en todas las víctimas que han provocado. Si piensan en todas las víctimas, su declaración debería ser clara, sobria y con intención reparadora; capaz de reconocer la injusticia del inmenso dolor que provocó”, defendió.

Reflexión crítica

En el homenaje también estuvieron presentes los responsables del Departamento de Seguridad y de la Ertzaintza encabezado por la consejera Estefanía Beltrán de Heredia, la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejería, el Ararteko, Manu Lezertua, entre otras autoridades.

Urkullu ha recordado que la unidad de tráfico fue “la primera imagen pública de una institución recuperada para el autogobierno” y destacó que ofrecen un servicio “por y para las personas, una atención directa, cercana, para quienes se ven involucrados en incidentes y accidentes de tráfico”.

En el acto se ha recordado que el 14 de febrero de 1983 comenzaron a trabajar las primeras patrullas de tráfico de la Ertzaintza que han centrado su labor en la vigilancia y regulación del tráfico en las carreteras principales como autopistas, autovías y carreteras nacionales.

Por su parte, la consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, reconoció que echa de menos una “reflexión crítica” de ETA y ha destacado la labor de la Ertzaintza en la lucha contra el terrorismo.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, la titular de Seguridad fue cuestionada por la declaración realizada por ETA el viernes en la que reconoce el “daño causado” y pide perdón a las víctimas “sin responsabilidad en el conflicto”.

En este sentido, Beltrán de Heredia reconoció echar de menos en el comunicado una “reflexión crítica, esa autocrítica que debe hacer sobre su pasado” y un reconocimiento “sin ambages ni matices” de que causó “un daño absolutamente injusto”.

“No se puede diferenciar entre víctimas tal y como han hecho. Se echa en falta que se haga esa crítica sobre su pasado”, indicó, para añadir que la Ertzaintza realizó “una gran labor en la lucha contra ETA, pagando incluso con la vida de agentes que fueron asesinados”.

Por otro lado, Beltran de Heredia afirmó que no se ha pedido la colaboración de la Ertzaintza para identificar las armas entregadas por ETA el pasado año, aunque “las manos están tendidas para colaborar en todos los aspectos que garanticen la seguridad”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir