UPyD apoyará a Patxi López por «un imperativo ético» frente a ETA

La formación de Rosa Díez respaldará la investidura del líder del PSE como ‘lehendakari’ en defensa de la democracia y para colaborar en un cambio político después de 30 años

1

UPyD apoyará la investidura del candidato del PSE a lehendakari, Patxi López, «por un imperativo ético y en defensa de la democracia», después de que ETA haya amenazado al primer Gobierno vasco que va surgir de un acuerdo «entre constitucionalistas». De esta forma, los nacionalistas se tendrán que conformar con ser la oposición de un Ejecutivo totalmente renovado que, en pocos días, será una realidad.

En una comparecencia pública en Bilbao, el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, manifestó que respaldará el nombramiento del líder socialista como presidente «incluso sin conocer» su programa de mandato, porque «representa una posibilidad de cambio político después de 30 años de nacionalismo», si bien a lo largo de la legislatura su formación comprobará si ese cambio «se produce de verdad» y anunció que será «muy exigente» con el futuro Gabinete del PSE.

Por su parte, la presidenta del partido, Rosa Díez, expresó que, «frente a quienes niegan la legitimidad de gobernar a quienes no somos nacionalistas y frente a quienes atentan contra el pluralismo como ETA, UPyD dice sí a la investidura de Patxi López por un imperativo ético y en defensa del liberalismo».

Díez argumentó que «en una democracia consolidada, cuando se somete a votación el nombramiento de un jefe de Ejecutivo», los grupos parlamentarios esperan «a escuchar el programa de gobierno del candidato» para decidir si le dan su respaldo. Pero, añadió, «éste no es el caso del País Vasco, donde lamentablemente estamos en una situación que requiere una reflexión prepolítica» y, así, ante unas «circunstancias excepcionales», el representante de su partido «apoyará la investidura del primer candidato a dirigir un Gabinete constitucionalista porque es una decisión previa a cualquier discurso de gobierno».

Según denunció Díez, «es inédito en la historia de la democracia española y de Euskadi que la banda terrorista ponga como objetivo prioritario a un Gobierno, a la institución en sí misma, no por la política que vaya a desarrollar sino por el hecho mismo de que sean constitucionalistas».

Además, recordó que muchos de los fundadores de UPyD defendieron hace años la necesidad de un «acuerdo entre constitucionalistas para ser alternativa al nacionalismo», propuesta que entonces fue rechazada por algunos representantes políticos que «van a formar parte» de ese nuevo Ejecutivo liderado por los socialistas.

Por eso, Díez ha afirmado que en su organización se sienten «en parte, protagonistas y propulsores» de ese pacto entre PP y PSE que va a propiciar un cambio en la política del País Vasco.

Asimismo, la ex dirigente socialista mostró su «absoluta confianza» y «plena seguridad» en que su partido va a lograr las 15.000 firmas necesarias para presentarse a las próximas elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán el 7 de junio, y, con esta finalidad, comunicó que, al igual que va a hacer en toda España, el sábado 25 de abril su formación acudirá a San Sebastián para recabar todos los apoyos posibles.

Y mientras UPyD ha mostrado su respaldo al acuerdo López-Basagoiti, la formación jeltzale sigue haciéndose la remolona para evitar lo que ya es prácticamente un hecho. En esta línea, el portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, advirtió al PNV de que debe optar entre seguir instalado en «un radicalismo que le ha apartado del gobierno» o «rectificar y llevar a cabo una política sensata». El dirigente socialista subrayó que la sociedad «no entendería a una oposición que no diera ni aire a un Ejecutivo democrático» ante la necesidad de combatir la amenaza del terrorismo contra las instituciones y la crisis económica.

En relación a los supuestos movimientos de los nacionalistas en la Comisión de incompatibilidades del Parlamento para retrasar en la medida de los posible el pleno de investidura en el que, previsiblemente, Patxi López será designado lehendakari, subrayó que «lo importante es que este país tenga un Gobierno cuanto antes, porque es bueno que los períodos de transición sean lo más cortos posibles».