Imagen del arma intervenida por la Guardia Civil en Cieza (Murcia)
Imagen del arma intervenida por la Guardia Civil en Cieza (Murcia) / Europa Press
Publicidad

La Guardia Civil de la Región de Murcia detuvo en Cieza a dos personas como presuntas autoras de los delitos de tenencia ilícita de armas y munición, cultivo y elaboración de droga y de defraudación de fluido eléctrico.

Uno de los arrestados, con antecedentes por delitos similares, ingresó en prisión, según informan fuentes de la Benemérita, que detalla que el registro practicado en una casa rural sita en el paraje La Parra, del término municipal de Cieza, se saldó con la incautación de un centenar de plantas de cannabis sativa, medio kilo de marihuana seca, útiles para su cultivo, así como un subfusil automático de guerra y veintitrés cartuchos de munición.

La investigación se inició en la madrugada del pasado jueves, día 2 de agosto, cuando la Guardia Civil de Murcia recibió varias llamadas en las que se alertaba de la consecución de unos supuestos disparos en el paraje La Parra del término municipal de Cieza.

Los efectivos desplazados al lugar localizaron a un primer individuo en las proximidades de una vivienda, de donde emanaba un fuerte olor a marihuana, mientras portaba un arma larga con la que, al parecer, se habían efectuado los disparos en cuestión.

Una vez identificado, describió a los agentes que se había visto sorprendido por varias personas que habían accedido al inmueble por la parte trasera, con la supuesta intención de sustraer la plantación de marihuana que ocultaba en su interior. En ese momento se procedió a su detención e incautación del arma. Se trata de un subfusil automático de guerra, de los empleados en la Segunda Guerra Mundial, de fabricación estadounidense, del calibre 45 mm., con 23 cartuchos en su cargador.

El reconocimiento la zona permitió localizar a un segundo morador de la vivienda que también resultó detenido. La Guardia Civil solicitó de la autoridad judicial autorización de entrada y registro en el inmueble donde se sucedieron los hechos, con el objetivo de localizar la supuesta plantación de marihuana.

El registro se saldó con la incautación de 101 plantas de cannabis sativa (en estado de recolección), 400 gramos de marihuana seca, así como números útiles empleados para su cultivo indoor (ventiladores, extractores de aire, transformadores eléctrico y productos fertilizantes). Se trata de una plantación interior, a la que se accedía a través de un armario.

FuenteEuropa Press
Compartir