Unas temperaturas de récord

Nueve observatorios superan sus registros absolutos de máximas durante la primera semana de julio. La ola de calor seguirá al menos a lo largo de los próximos siete días

4

Un total de nueve observatorios meteorológicos de la red principal batieron sus récord de temperaturas máximas para el mes de julio a lo largo de la primera semana del mes, a causa de la ola de calor que afecta a España, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, la portavoz de la Agencia, Ana Casals, indica que Granada aeropuerto superó su efeméride de temperaturas máximas durante dos días consecutivos, ya que el martes, llegó a 42,8 grados centígrados (ºC) y superó el récord del día anterior, de 42,7ºC. El récord de temperatura máxima, tanto de julio, como de toda la serie de datos, se produjo el 17 de julio de 2014, un dato de 42,7ºC que iguala el registro del 6 de julio actual.

Casals añade que en Zaragoza, este martes el termómetro llegó hasta los 43,1ºC, que iguala el valor máximo para el mes de julio y el récord de toda la serie histórica que se produjo el 22 de julio de 2009. Muy cerca, en Lérida, se alcanzó ese día 41,2 ºC, que iguala el récord máximo absoluto mensual e histórico, del 30 de julio de 1983.

Según la portavoz, la ola de calor durará “al menos” hasta el jueves 16 de julio, una fecha hasta la que persistirán las altas temperaturas por la mayor estabilidad atmosférica que se espera desde este miércoles debido al “potente anticiclón cálido”.

“No está claro el final de este episodio. En principio, esta situación durará con una probabilidad bastante alta, al menos hasta el día 16. Hay una probabilidad de aproximadamente un 30 por ciento de disminución de temperaturas a partir del viernes 17”, comenta.

En concreto, Casals apunta que “al menos hasta mediados de la semana próxima” es altamente probable que predominen los cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte de la Península y en Baleares. En las únicas zonas donde puede haber periodos con cielos nubosos y algunas lluvias débiles son las comunidades cantábricas y algunas zonas litorales de Galicia.

Sobre las temperaturas, indica que se superarán los 40 grados centígrados en la zona centro y en el cuadrante suroeste peninsulares (especialmente en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir) y también mañana en la cuenca del Ebro, mientras que en el resto podrán superar los 35 grados centígrados.

Además, Casals apunta que las zonas que verán “aliviadas” sus temperatruas máximas serán las costeras, debido a las brisas. En cuanto a las mínimas, la AEMET estima que quedarán en general por encima de 20 grados centígrados y que se podrán superar los 25 grados centígrados en zonas del valle del Guadalquivir y zona centro peninsular.

Sin embargo, la portavoz prevé que en este periodo “inusualmente largo de altas temperaturas” se prevé que el fin de semana del 11 y 12 de julio las máximas “se moderen ligeramente”, de modo que se reducirán de forma “notable” los avisos de riesgo importante (naranja) aunque volverán a subir a partir del lunes 13. Casals advierte también de que se espera una “corta pero notable” subida de temperaturas mañana en el Cantábrico oriental y alto Ebro que se revertiría el sábado.

En cuanto a Canarias, indica que el episodio de altas temperaturas durará menos y no tendrá valores tan extremos como en el resto del país, aunque se espera que hoy se alcancen temperaturas de entre 34 y 38 grados centígrados con mínimas que pueden superar los 22 grados centígrados, preferentemente en las zonas de medianías orientadas al sur. A partir de mañana se espera un descenso que terminará con la ola de calor en el archipiélago.