Una débil luz al final del túnel

Los ciudadanos siguen viendo el presente con inquietud, pero sus expectativas de futuro son más optimistas. El Gobierno anunciará hoy nuevas medidas contra la recesión.

Tras las desastrosas previsiones de la Comisión Europea, que el lunes auguró que España será el último país de la UE en salir de la crisis, ayer llegaron signos de reactivación desde diferentes campos. El primero, y quizás el más importante, fue el aumento de confianza de los consumidores, que se anotó en abril su mejor registro de los últimos 11 meses, al repuntar en 8,2 puntos con respecto a marzo y quedar en 61,9 enteros sobre 100. El motivo, principalmente la mejora de las expectativas que los ciudadanos tienen sobre la evolución de la economía y el empleo. Desde el terreno financiero, el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, se mostró «optimista» ante el ligero incremento del crédito concedido a familias y empresas registrado en abril, lo que se une a la cierta desaceleración en el aumento de la morosidad, que empezó a notarse en febrero y marzo. Por último, y con las dudas de credibilidad que por desgracia ha generado el Gobierno en los últimos tiempos, la ministra de Economía, Elena Salgado, aseguró que empieza «a ver ya el horizonte de salida» de una crisis que, admitió, «será larga».

En declaraciones a la prensa en una pausa de la reunión del Ecofin (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE), Salgado reseñó que las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo, como el fondo de inversión local, «comienzan a dar sus frutos» y aludió, en concreto, a la desaceleración del aumento del desempleo.

Consideró que las últimas cifras -según datos conocidos ayer, el paro aumentó en 39.478 personas en abril hasta un total 3.644.880, pero es el tercer mes consecutivo en que la subida se desacelera- confirman que la situación ha empezado a estabilizarse, aunque dejó claro que «la tendencia no será verdaderamente positiva hasta que no se cree empleo». La vicepresidenta subrayó que el Gabinete va a seguir haciendo «todo lo posible» para contribuir a la generación de puestos de trabajo y apuntó que planteará nuevas iniciativas, probablemente en el debate sobre el Estado de la Nación de la semana próxima.

Salgado recordó que hoy se celebra un Consejo de Ministros extraordinario que servirá para analizar el efecto de la estrategia aplicada hasta ahora y, a partir de ahí, José Luis Rodríguez Zapatero anunciará «el camino a seguir».

Respecto al margen presupuestario con que cuenta el Gobierno, dado el aumento del déficit público y la obligación de volver a unas finanzas saneadas en 2012, la ministra aseguró que España no renuncia a ese objetivo y explicó que la idea es adoptar solo acciones «muy selectivas» y que den resultados concretos en la economía real.

Precisamente sobre un aspecto clave, la descongelación del crédito y la contención de la morosidad -dos caras de la misma moneda- habló ayer Botín, que dijo haber detectado en abril una reactivación de los préstamos y un ligero descenso de los impagos.

El presidente del Santander aseveró que su entidad lleva todo el año «haciendo todo lo posible para dar créditos, no solo a nuestros clientes, sino también a los de otros bancos», para añadir que lo que ocurre es que «llegan muy pocas peticiones», aunque en abril ya hubo un repunte, «especialmente en los últimos días».

En cuanto a la mejora de la confianza de los consumidores, otro asunto esencial, se debe a una mayor esperanza en el futuro, por más que los encuestados sigan viendo el presente con pesimismo.

FuenteEfe  Bruselas
Compartir