Una mujer de 84 años muere tras esperar siete horas en urgencias

La familia de la fallecida estudia emprender acciones legales contra el hospital de Palamós y critica que la anciana estuviese “abandonada como un perro” esperando ser atendida

520
Según el hospital, la mujer habría muerto aunque hubiera sido atendida.
Según el hospital, la mujer habría muerto aunque hubiera sido atendida. / e.p.
Publicidad

Una mujer de Palafrugell (Girona) de 84 años murió en el Hospital de Palamós (Girona) después de esperar siete horas en urgencias sin ser atendida tras acudir por un cuadro de cólicos y vómitos.

La paciente entró en urgencias el mediodía del 15 de noviembre y fue situada en un box, en el que estuvo esperando durante ese tiempo sin llegar a ser atendida, explicó la familia en declaraciones a Ràdio Capital.

En un comunicado, el hospital señaló que “el tiempo de espera fue superior al normal”, y durante las horas que estuvo en urgencias habría que haberle practicado una nueva evaluación médica para comprobar su estado.

La clínica explica que la paciente fue atendida a las 15.25 horas y fue clasificada correctamente en un nivel tres, que conlleva la realización de múltiples exploraciones y estabilidad fisiológica.

“Aquel día, y en aquella franja horaria, el servicio estaba en una situación de máxima afluencia de pacientes, y había más con el mismo nivel de urgencia”, argumentó el hospital, que revisará el circuito interno que se siguió para que no se volviesen a producir situaciones como esta.

La familia de la fallecida criticó que la anciana estuvo “abandonada como un perro”, esperando a ser atendida.

Sin Negligencia

Por su parte, el director de Urgencias del hospital, Marc Pérez afirmó en rueda de prensa: “Yo no utilizaría la palabra ni negligencia ni error. Creo que tenemos que modificar determinadas formas de trabajar para poder evitar estas situaciones”.

El director afirmó que están analizando cómo mejorar situaciones en las que se encuentran en una franja muy corta de tiempo coincide mucha afluencia de pacientes con morbilidad alta y patología compleja de base, ya que “más que fallar” creen que deben cambiar el seguimiento del paciente en urgencias.

El director asistencial del hospital, Xavier Pérez, consideró que la mujer habría muerto aunque hubiera sido atendida: “El resultado final es complicado de evaluar, pero probablemente no sería diferente, ante la situación de la paciente, cómo evolucionó” la morbilidad de base y sus complicaciones, dijo, y admitió que la familia se sintió desatendida con este tiempo de espera.

Explicaron que mientras esperaba tuvo varias complicaciones de salud, y la última de éstas fue un paro cardiorespiratorio, por el que se le hizo una maniobra de reanimación cardiopulmonar, tras lo que murió.

La Conselleria de Salud de la Generalitat abrió un expediente para investigar el caso y la familia de la mujer fallecida estudia denunciar al hospital porque sintieron que la anciana estuvo “abandonada como un perro”, esperando a ser atendida mientras su hija preguntó varias veces cuándo pasaría el médico.