Un nieto de Franco resulta imputado por un presunto delito de tráfico de cocaína

Un juez de Valencia dictaminará si Jaime Martínez-Bordiú, que ya tiene antecedentes por malos tratos, forma parte de una banda

El más díscolo de los nietos del dictador Francisco Franco, Jaime Martínez-Bordiú, ha vuelto a saltar a la actualidad y no precisamente por alguna buena noticia. Y es que está implicado en un turbio asunto de tráfico de drogas, concretamente, un alijo de más de seis kilos de cocaína que fue interceptado el pasado mes de diciembre en Requena (Valencia) como consecuencia de una operación policial.

Así, el titular del juzgado de Instrucción número 2 de la localidad levantina llamó a declarar a este ilustre sujeto, que no es un desconocido para los tribunales, pues ya fue llevado a juicio por malos tratos y por tenencia de arma de fuego y amenaza con una pistola tras una disputa por un accidente de circulación.

Según apuntaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), el hermano de la famosa Carmen Martínez-Bordiú, la reina de la prensa rosa en España, estaría imputado en un delito contra la salud pública.

Asimismo, el magistrado pidió que se le tome declaración al procesado en relación con el alijo aprehendido hace ya seis meses. En el desarrollo de esta investigación ya se encuentran en prisión dos integrantes de la banda. Ahora, el nieto del Generalísimo podría ser el siguiente.

Las pistas que los agentes han aportado al juez y que le han llevado a citar a Martínez-Bordiú como imputado son: una tarjeta VISA Oro y un carné de patrón del yate a su nombre en la embarcación en la que se interceptó el cargamento. Por el momento, el magistrado no ha adoptado ninguna medida cautelar contra este personaje, solamente ha querido que se persone en los juzgados de su ciudad de residencia, Madrid, para declarar. El togado está a la espera de dicha declaración y todavía no puede confirmar que se le haya realizado.

El mes pasado, el imputado se vio implicado en otro jaleo judicial después de que un vecino de Villanueva de la Cañada presentara una denuncia en la que alegaba que el nieto de Franco le amenazó con una pistola tras haber tenido un incidente de circulación. Al parecer, el procesado no estaba muy de acuerdo con el choque.

Hay que recordar que en enero fue sentenciado por la Audiencia de Barcelona a un año de prisión por maltratar a su ex mujer, Ruth Martínez, durante una discusión en un hotel de lujo de Mijas en agosto de 2007.

FuenteOTR VALENCIA
Compartir