Un hombre mata a sus dos hijas de nueve y cuatro años en Pontevedra

0

Europa press / Pontevedra

Un hombre supuestamente mató a sus dos hijas menores de edad en Moraña (Pontevedra) y luego intentó suicidarse, aunque no lo consiguió, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Pontevedra. Las dos menores fallecidas tenían 4 y 9 años de edad.

El supuesto agresor fue trasladado al Hospital de Montecelo para ser atendido de las heridas que se habría autoinfligido, siendo dado de alta posteriormente, y hoy pasará a disposición judicial en el juzgado mixto número 1 de la vecina localidad de Caldas, que está en funciones de guardia, mientras que hoy también tendrá lugar la autopsia de las dos niñas, Amaya, la pequeña, y Candela.

David O.R., de 40 años de edad, estaba separado de la madre de las pequeñas, Rocío V.F., también de 40 años, y no existe constancia de antecedentes de violencia de género ni denuncias previas. La pareja tenía la custodia compartida de las pequeñas, que estaban pasando las vacaciones con su padre y hoy tendrían que haber regresado con la madre.

El suceso, que aconteció entre las 10.30 y las 11.00 horas, provocó gran consternación entre los vecinos, donde el padre era conocido porque llevaba una gestoría en el vecino municipio de Caldas de Rei.

Por su parte, el BNG pidió a la Xunta que se “implique” para esclarecer las circunstancias que rodean el asesinato. En un comunicado, la formación nacionalista pidió al Gobierno gallego que intervenga a través de los departamentos implicados para “investigar los hechos”, “comprobar si existía algún tipo de antecedentes o denuncia por violencia de género”, y “si estaba garantizada la seguridad de las víctimas”.

Asimismo, el Bloque trasladó su “hondo pesar” por el crimen a la familia de las menores e instó al conjunto de la sociedad a mostrar su repulsa y condena inequívocas del “terrorismo de género” que “atenta contra los derechos más elementales de las mujeres”.

Además, pidió al Ejecutivo gallego que actúe con “decisión” más allá de las “condenas rituales” que, en opinión del BNG, “nada aportan para erradicar la lacra de la violencia machista”.

El Ayuntamiento de Moraña convocó un pleno extraordinario para decretar tres días de luto oficial. La alcaldesa de la localidad, Luisa Piñeiro Arcos, acudió al lugar de los hechos y se mostró muy afectada por el suceso porque es amiga íntima de la madre de las pequeñas fallecidas y también lo era del padre hasta que la pareja se separó.