Un hombre, hospitalizado tras saltar el doble vallado fronterizo de Ceuta

Uno de los dos únicos migrantes de origen subsahariano que consiguieron acceder durante la madrugada del lunes a Ceuta tuvo que ser trasladado ayer al Hospital Universitario de la ciudad autónoma con una fuerte contusión en un pie y cortes en las manos tras saltar el doble vallado fronterizo de la ciudad autónoma en la zona que colinda con los polígonos comerciales del Tarajal, a unos 500 metros del paso por el que otros 300 inmigrantes intentaron acceder a territorio español alrededor de las 5.00 horas.

Según informaron fuentes sanitarias, los dos indocumentados que consiguieron superar la doble valla de seis metros de altura son nacionales de Chad y Guinea Conakry. El que presentaba mejor estado de salud fue entregado directamente a la Policía Nacional para la apertura del correspondiente expediente sobre su situación administrativa en España como paso previo a su ingreso en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local.

Nuevo salto masivo

Fuentes policiales relataron ayer que dos grupos de aproximadamente 230 y 100 migrantes intentaron, con un intervalo de pocos minutos, acceder a Ceuta por el paso fronterizo del Tarajal, el único habilitado para el tránsito de vehículos y viandantes entre Marruecos y la ciudad.

Allí fueron repelidos por las Fuerzas de Seguridad del Reino alauita, que mantiene un amplio retén permanente en su lado del puesto fronterizo. La Guardia Civil, con el respaldo de efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, se desplegó en todo el entorno de forma preventiva, aunque sus efectivos no llegaron a actuar.

Asimismo, Cruz Roja movilizó un Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) formado por tres ambulancias y un vehículo de rescate y coordinación con diez voluntarios que se encargaron de atender y efectuar una primera revisión médica a los dos indocumentados que accedieron a España.

La Delegación del Gobierno en Ceuta calcula que en los bosques marroquíes más cercanos a la ciudad autónoma están asentados unos 2.000 migrantes subsaharianos con la esperanza de entrar en territorio español.

FuenteEuropa Press 
Compartir