Un error deja en libertad al líder de la banda que asaltó a José Luis Moreno

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) niega rotundamente que el imputado por el robo en la vivienda del artista esté en la calle por un fallo judicial.

El ciudadano albanés Astrid Bushi, supuesto líder de la banda a la que se atribuye el asalto a la vivienda del artista y empresario teatral José Luis Moreno el 20 de diciembre de 2007 y la paliza que éste recibió, quedó en libertad el pasado jueves a causa de un error tras comparecer en un Juzgado de Alcobendas.

Este hecho supuso que el presunto delincuente no regresara a la prisión madrileña de Valdemoro a la que había sido trasladado varios días antes desde el centro penitenciario de Puerto 3, en Cádiz, donde se encontraba internado tras ser detenido en noviembre de 2008. La Guardia Civil le condujo primero a uno de los Juzgados de la plaza de Castilla de la capital y, al término de su comparecencia allí, le llevó hasta el de Alcobendas, donde quedó bajo custodia policial.

Al parecer, instituciones Penitenciarias no tuvo más noticias de Bushi hasta que se les notificó que había quedado en libertad, cuando en circunstancias normales -y debido a que tenía decretada la prisión provisional por el asalto a la vivienda de Moreno- debía haber sido conducido a los calabozos del Juzgado de Alcobendas hasta que la Benemérita se hiciera cargo nuevamente de él.

El hecho de que Astrid Bushi esté en la calle ha provocado polémica y rápidamente se están buscando culpables. En primer lugar, la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer la puesta en libertad por error del recluso. Fuentes de este departamento precisaron que adoptaron esta decisión para conocer los «términos exactos» de cómo se produjeron los hechos.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) negó ayer que la excarcelación del presunto líder una banda dedicada a asaltar viviendas se debiera a un error judicial.

En un comunicado, el TSJM explicó que «siempre, y bajo cualquier circunstancia, la libertad de un preso debe producirse en el centro penitenciario que lo aloja, donde se cumplen los imprescindibles requisitos de identificación y donde se certifica el número de causas pendientes a su nombre».

Asimismo, el empresario y productor José Luis Moreno declaró que no sale de su asombro tras conocer el «inaudito» fallo y reconoció que siente una mezcla de «impotencia e indignación» por este hecho. «Me he quedado helado. Estoy entre el estupor y el no entender nada», relató el artista, que calificó lo acontecido de «inaudito».

FuenteAgencias 
Compartir