Familiares y vecinos se reúnen en la entrada de la vivienda de la víctima. / efe
Publicidad

Una mujer de 47 años fue asesinada ayer por su marido en el garaje de su casa del barrio de Altabix de Elche (Alicante), tan sólo diez días después de que hubieran iniciado los trámites de separación y pasados tres días de que ya no estuvieran residiendo juntos. El hombre, español y de unos 50 años, fue detenido después de confesar que había matado a su mujer, que se convierte así en la trigésimo primera víctima mortal de violencia machista en España en lo que va de año. De ellas cinco vivían en la Comunidad Valenciana (tres en Alicante).

Tal y como puso de relieve la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, tras condenar este asesinato y transmitir su cariño a la familia de la fallecida, con ella son ya 1.006 mujeres las que se sabe que han muerto por violencia machista en España desde 2003.

La mujer murió al ser presuntamente agredida a primera hora de la mañana por el padre de sus hijos de 17 y 21 años de edad con un arma blanca en el garaje de la vivienda familiar, en la calle Felipe Moya, donde él la esperaba cuando ella se disponía a ir a trabajar. Los niños no vieron lo ocurrido.

Los sanitarios que acudieron al lugar alertados por una llamada al 112 a las 7.31 de la mañana, practicaron a la mujer la reanimación cardiopulmonar avanzada pero no lograron evitar que muriera, según informó el Centro de Información y Coordinación de Urgencias de la Generalitat.

La mujer había iniciado los trámites de separación hacía diez días y desde hacía tres no vivía con su pareja, según informó la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, quien explicó que ambos por tanto se encontraba en un “momento crítico” y confirmó que no constan denuncias por malos tratos.

“Insoportable. Nuestra sociedad no puede tolerar esta violencia machista que asesina a mujeres, destroza familias y marca de por vida a unos hijos e hijas”, defendió en Twitter el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, quien trasladó su cariño a la familia y amistades de la mujer asesinada.

Tanto él como Carmen Calvo transmitieron también el compromiso del Gobierno por seguir luchando para acabar con la violencia machista en España.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, habló de “repugnancia e indignación” por esta muerte, así como la agresión sufrida también el viernes por otra mujer en la pedanía de El Perellonet (Valencia) a manos de su pareja. “El terrorismo machista es una realidad.

Combatir sus causas es una lucha de todos y todas”, manifestó en las redes sociales, al tiempo que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, también expresó su “conmoción, repulsa y rabia” y ha reclamado unidad social “con las víctimas y frente a los agresores”.

El pésame

Al igual que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, la presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, trasladó igualmente su pésame a los familiares de la mujer asesinada y manifestó su repulsa ante “una lacra contra la que hay que luchar unidos”.

“No podemos dar ni un paso atrás en la lucha contra el terrorismo machista”, añadió el PSPV-PSOE, mientras que desde Ciudadanos Comunidad Valenciana también condenaron el asesinato. Los vecinos de Elche también pudieron participar en una concentración a las 12.00 horas ante el Ayuntamiento para guardar tres minutos de silencio por “esta nueva y cruel manifestación de la violencia de género”.