Tres detenidos por trata de seres humanos para explotación sexual

La investigación se inició a raíz de la denuncia de la víctima quien relató haber sido forzada a ejercer la prostitución y que había recibido amenazas contra ella y contra su familia

49
Actuación de la policía nacional contra la trata de personas en Palma de Mallorca.
Actuación de la policía nacional contra la trata de personas en Palma de Mallorca. / europa press
Publicidad

La Policía Nacional detuvo en Palma de Mallorca a tres personas, miembros de un clan familiar, por delitos de trata de seres humanos para explotación sexual, prostitución coactiva, amenazas, coacciones, contra la intimidad y revelación de secretos.

Según informó la Jefatura Superior de la Policía Nacional en una nota de prensa, la operación, bautizada como ‘Excursión’, se saldó con la detención de dos hombres de 27 años, uno de origen venezolano y otro marroquí, y una mujer de 35 años venezolana.

Las investigaciones se iniciaron en octubre, a raíz de la denuncia de una persona en Gerona que relataba haber sido forzada a ejercer la prostitución en contra de su voluntad. Contaba que había recibido amenazas hacia sí misma y hacia su familia en Venezuela.

La mujer detenida fue quien se encargó de la captación de la víctima en el país de origen. Ayudó a otro de los detenidos, de quien era pareja sentimental, a realizar los trámites del viaje a España, y se encargó posteriormente del control y explotación de la víctima en Palma.

oferta laboral

La víctima aceptó así una supuesta oferta laboral con el único objetivo de cambiar su vida para tener un futuro mejor. Una vez en España, le manifestaron que debía pagar una deuda que ascendía a la cantidad de unos 1.500 euros.

Después, los captores incrementaron la deuda hasta unos 3.000 euros al viajar por numerosos países de Europa como Francia, Suiza y Alemania. A pesar de los servicios sexuales que le forzaban a realizar, lejos de reducirse, la cantidad económica que le reclamaban aumentaba.

Los sospechosos advirtieron a la víctima de que en caso de negarse a saldar la deuda, su familia sufriría las consecuencias. Además, también le amenazaron con publicar en redes sociales y contar a todos los familiares y amigos de la víctima que estaba ejerciendo la prostitución.

Así, la víctima, sin medios de vida para subsistir y al no tener conocidos en España, se vio obligada a tomarse fotos íntimas para ser publicadas en anuncios donde se ofrecían servicios sexuales a cambio de dinero y a prostituirse para poder saldar la deuda “contraída” con la organización.

La mujer era controlada en todo momento por parte de dos de los detenidos, no teniendo vida propia y siendo obligada a estar disponible para prostituirse las 24 horas del día.

Por su trabajo, la víctima recibía una parte ínfima de los ingresos que generaba, y supuestamente se destinaba el resto del dinero de a satisfacer la deuda que la organización le atribuía.

Los detenidos fueron puestos ayer a disposición judicial.