Trabajo propondrá una ayuda de 350 euros, en vez de los 426 para los parados de larga duración

El Ministerio de Trabajo presentará el próximo lunes a las comunidades autónomas, en la Conferencia Sectorial de Empleo, su documento con la propuesta de pagar 350 euros, en vez de los 426 que se abona ahora a los desempleados sin cobertura.

0

La ayuda de los 426 euros, el denominado Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI) finaliza el próximo 15 de febrero, y se concede a los desempleados que hayan agotado la prestación o el subsidio por desempleo y que carezcan de rentas suficientes.

El pago de la nueva ayuda de 350 euros no supondrá un «gravamen para las comunidades autónomas», según señalan fuentes del Ministerio de Trabajo, que precisaron que las políticas activas de empleo las paga el Estado, mientras que son las comunidades las encargadas de ejecutarlas, informa la agencia de noticias EFE.

Las mismas fuentes recordaron que la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha explicado que la financiación de los 350 euros se hará por tres conductos.

La primera de ellas viene del ahorro obtenido en las bonificaciones a la contratación, ya que la reforma laboral las concentra en dos colectivos: jóvenes y parados mayores de 45 años de larga duración.

La segunda vía de financiación es la reorientación de las inversiones en las política activas de empleo: hasta ahora el 60 % del presupuesto se destinaba a la formación de ocupados y el resto a la de desempleados, porcentajes que ahora Trabajo considera «justo» que sea al contrario.

La tercera, el adelanto de ingresos por parte del Fondo Social Europeo, cantidad que no precisaron las fuentes.

Se prevé que la nueva ayuda de 350 euros, se facilite durante seis meses, al igual que el PRODI, a personas que además de no tener cobertura tampoco tengan otros ingresos que superen el 75 % del Salario Mínimo Interprofesional.

Aunque también se exige que la nueva renta se vincule a la formación, otra diferencia entre esta ayuda y el PRODI, además de la menor cuantía, es que tendrá una aplicación «más estricta» porque conllevará un periodo de formación «más intenso», según las fuentes.