El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, durante una sesión en la Cámara.
El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, durante una sesión en la Cámara. / EFE
Publicidad

El presidente del Parlament, Roger Torrent, reclamó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “movimientos políticos” hacia Cataluña para que ERC pueda dar su apoyo los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En una entrevista de Rac1, Torrent aseguró que el Ejecutivo central “ya ha tenido algunas oportunidades para demostrar que efectivamente quiere poner fin a la represión” y, según él, todavía no se han concretado.

Además, el presidente del Parlament aseguró que el juicio a dirigentes independentistas del proceso soberanista en el Tribunal Supremo (TS) ofrece “un marco concreto en el cual definir exactamente cuáles son estos movimientos políticos de fondo” del Gobierno de Sánchez.

Igualmente, aseguró que “no habrá un apoyo a los Presupuestos hasta que se demuestre que hay una voluntad de afrontar políticamente el conflicto que vive Cataluña”.

También afirmó que estará pendiente de lo que el presidente del Gobierno diga en Barcelona y si la propuesta de cumplir la Disposición Adicional Tercera del Estatut se concreta “por boca del presidente Sánchez”.

Juicio del ‘procés’

Además, manifestó que le gustaría que Sánchez pudiera verbalizar en su visita a Barcelona “cuáles son estos movimientos políticos que harían que los partidos políticos catalanes pudieran hablar de Presupuestos”.

Aseguró que en ERC todos comparten que “como no se han producido estos movimientos”, no habrá un apoyo a los PGE, y se mostró convencido de que no habrá una crisis en el Govern.

“Tanto ERC como el PDeCAT actuarán al unísono respecto a los PGE”, subrayó, aunque también puntualizó que cada partido decide su posicionamiento.

Sobre los presupuestos de la Generalitat, recordó que “son muy importantes desde el punto de vista social”, con medidas relacionadas con el Estado del bienestar.

En relación al juicio en el TS, deseó que no condenen a los líderes del proceso soberanista porque lo contrario significaría que “se consolida el juicio de la vergüenza”, y defendió que un referéndum no es delito porque la convocatoria de referéndums se despenalizó en 2005.

Ante una eventual condena, el presidente del Parlament defendió “una reacción de indignación democrática”, que, según él, significa pacífica y cívica, y que apele al 80% de la población de Cataluña.

Iceta cree que el ‘no’ es imposible

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, trasladó a los partidos independentistas que votar ‘no’ a los Presupuestos Generales del Estado “es imposible” si quieren defender los intereses de los catalanes.

En su intervención en el acto político de respaldo al candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, Iceta le pidió tanto a independentistas como a Cs no entrar en “contradicciones” y reconocer que el proyecto de finanzas públicas aprobado por el Gobierno revierte recortes y beneficiará a muchos catalanes.

Así, destacó la capacidad de resiliencia de Sánchez por persistir en la senda del diálogo para desencallar el conflicto político entre Catalunya y el resto de España ante la “obsesión de las tres derechas contra Sánchez y contra la idea de diálogo”.

En alocución al presidente del Ejecutivo asumió que los socialistas han vivido “disgustos tremendos” en los últimos días, en referencia al pacto entre PP, Cs y Vox para desplazar a los socialistas de la Junta andaluza.