El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent (d), durante una sesión en la Cámara autonómica. / efe
El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent (d), durante una sesión en la Cámara autonómica. / efe
Publicidad

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decidido inadmitir la querella presentada por Vox contra el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y tres miembros de la Mesa de la Cámara, al considerar que no incumplieron los mandatos del Tribunal Constitucional en el procedimiento para investir al presidente de la Generalitat, ya que no se aplicó la reforma de la Ley de Presidencia para investir a Carles Puigdemont.

Vox se querelló contra Torrent y los diputados Josep Costa, Eusebi Campdepadrós (JxCat) y Alba Vergès (ERC) ante la Sala de lo Penal del TSJC por admitir a trámite la modificación de la Ley de Presidencia de la Generalitat y del Gobierno de Cataluña, que fue aprobada por el Pleno el pasado 4 de mayo, que buscaba permitir investir como presidente a Carles Puigdemont a distancia.

Aseguraba que se habían cometido presuntos delitos de prevaricación y desobediencia al auto 5/2018 de TC respecto a las resoluciones del Parlamento catalán en las que se proponía a la investidura de Carles Puigdemont como candidato a presidente de la Generalitat.

La actuación

Ahora el Alto Tribunal catalán concluye que la actuación de Torrent “no puede considerarse ilícita, ni siquiera indiciariamente” al no ser constitutivos de los delitos de prevaricación ni desobediencia, ya que finalmente el presidente de la Generalitat que fue investido fue Quim Torra.

Constata que, tras la aprobación de la reforma de la Ley de Presidencia, el Gobierno presentó un recurso de inconstitucionalidad que fue admitido a trámite el 9 de mayo y fueron suspendidos los preceptos impugnados, y que, posteriormente, Torrent actuó con “acatamiento a lo resuelto por el Tribunal Constitucional” al proponer a Torra como candidato, que fue investido el 14 de mayo.

Esta investidura se hizo con el citado candidato (Puigdemont) presente y “sin que se procediera a dar cumplimiento a las disposiciones de la Ley 2/2018 que se encontraban suspendidas” por el Constitucional, que posteriormente fueron confirmadas por otro auto del TC del 18 de septiembre.

El TSJC considera que Torrent y los otros tres diputados acataron las resoluciones del TC y ante la imposibilidad de presentar a un candidato no presencial propusieron a Torra, y opina que la querella de Vox tenía “carácter preventivo”.

En otro orden de cosas, el presidente del Parlament, Quim Torra, se reunió ayer en Suiza con la exdiputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel, que reside en el país helvético desde febrero, cuando se fue para no comparecer ante el Tribunal Supremo por la causa sobre el proceso soberanista.

Fuentes del Govern explicaron que el presidente y la exdiputada desayunaron y abordaron la actualidad política, y han asegurado que el encuentro ha ido “muy bien”.

Torra está en Suiza para reclamar una “mediación internacional” que dé una salida a Cataluña, y este miércoles ya se vio con la secretaria general de ERC, Marta Rovira, que también reside en Suiza por el mismo motivo que Gabriel.

El presidente contrastó la situación en Suiza de Rovira y Gabriel con la de los dirigentes encarcelados en España: “Como siempre que sales al exilio y te encuentras con compañeros, tienes la sensación de que aquí son mujeres libres mientras en el Estado están en prisión”, manifestó el presidente en declaraciones a los medios.

“Es darte cuenta de hasta qué punto es inconcebible la respuesta de Europa y la que dan las autoridades españolas”, dijo en referencia a que en Suiza Rovira y Gabriel están en libertad y en España los procesados se encuentran recluidos en prisión provisional.