Torra y Puigdemont cargan contra la UE por no respaldarles en su desafío

El presidente catalán y su antecesor en el cargo critican que no acepte el rol de mediador que le reclama el movimiento soberanista

60

El presidente de Cataluña, Quim Torra, y su predecesor en el cargo, Carles Puigdemont, lanzaron ayer duras críticas desde Bruselas contra la Unión Europea por no censurar el juicio a los líderes independentistas del ‘procés’ y por no aceptar el rol de mediador internacional que le reclama el movimiento soberanista.

Ambos arremetieron especialmente contra el presidente del Parlamento Europeo, el conservador italiano Antonio Tajani, al que acusaron de actuar al dictado de los partidos españoles de “extrema derecha” por no haber autorizado que la conferencia que pronunciaron en un hotel de lujo de Bruselas tuviera lugar en las instalaciones de la Eurocámara.

“En lugar de defender los derechos de todos los europeos, Tajani ha convertido el Parlamento Europeo en una marioneta de los partidos españoles de extrema derecha y del señor Borrell, el ministro de Exteriores, que siempre está en contra el diálogo con Cataluña”, dijo Torra ante una audiencia principalmente catalana, que llenó una sala con un aforo de 250 plazas.

Ley mordaza

En la misma línea se pronunció Puigdemont, para quien Tajani ha impuesto “una ley mordaza ‘de facto’” y puso en duda que las razones de seguridad que ha esgrimido el presidente de la Eurocámara para vetar el acto se sostengan, dado que desde que vive fugado en Bélgica ha tenido la oportunidad de visitar los Parlamentos de varios países europeos sin que ello planteara “problemas” en estas instituciones.

El expresidente catalán quiso subrayar que los catalanes son un pueblo “profundamente europeo” y se desmarcó de discursos populistas y nacionalistas “de otras épocas”, por lo que reivindicó el apoyo de la Unión Europea a una parte de su población que reclama su derecho a decidir.

“La Unión Europea no puede seguir apoyando actitudes ‘demofóbicas’ como el respaldo de Tajani a los partidos españoles que apoyan la represión”, continuó Puigdemont, para quien es una “vergüenza” para Europa que existan “presos políticos” en uno de sus Estados miembros.

Por ello, instó a “todos” los eurodiputados a “abrir los ojos y actuar como demócratas” y reaccionen ante un juicio en el que se juzgan, entre otros, a dos exeurodiputados, Oriol Junqueras y Raül Romeva.

“La credibilidad democrática europea están en riesgo en Madrid ahora, ésta es una crisis europea”, insistió Puigdemont.
Así, tanto Torra como Puigdemont consideraron una “vergüenza” que haya políticos en prisión provisional en el marco de la causa del ‘procés’ y criticaron el “silencio” que, sostienen, han mantenido las instituciones europeas desde la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Desde el inicio de la crisis secesionista, la Comisión Europea ha expresado en reiteradas ocasiones su respeto por el orden constitucional en España y ha apelado a una solución dialogada.