Quim Torra (i) durante la ascensión al Puigsacalm.
Quim Torra (i) durante la ascensión al Puigsacalm. / e.p.
Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, reiteró su petición de realizar un referéndum de autodeterminación sobre la independencia de Cataluña. “La fase de los estatutos la tenemos superada”, defendió el presidente catalán, que participó ayer en la acción ‘Cims per la Llibertat’.

Un comunicado emitido por la Generalitat informó de que el presidente indicó que esta acción tiene un mensaje claro, “No pararemos hasta que ellos sean libres y nuestro pueblo también”, aseguró Torra desde lo alto del Puigsacalm, una de las 18 cimas que se subieron en la jornada en un ascenso conjunto para concienciar sobre la situación de los soberanistas presos y en el extranjero.

“Afrontaremos los días que vienen con toda la fuerza que nos da saber que somos capaces de hacer las cimas que nos propongamos, incluso la cima de la república catalana que es nuestro objetivo”, afirmó Torra, que subió a la montaña que representaba al expresidente Carles Puigdemont.

También recordó el referéndum del 1 de octubre de 2017, y la declaración de independencia del 27 de octubre, tras lo que añadió que “lo único que puede cambiar la situación es un referéndum sobre la independencia pactado y acordado”.

Por su parte, el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, ascendió al Matagalls, dedicado a la exsecretaria general de ERC Marta Rovira. El presidente de la Cámara catalana manifestó: “Si el Estado español quiere hacer una oferta, que la haga. Pero sabe muy bien el presidente Pedro Sánchez que eso solo se resolverá con un referéndum de autodeterminación”.

De otra parte, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, redactó una carta desde la cárcel, que fue leída por su hermana en la cumbre del Canigó, en la que aseguró que “el juicio será un punto de inflexión en el camino hacia la república. Estaremos preparados”.

“Saber que estamos acompañados nos ha hecho sentir serenos todo este año y nos hace estar especialmente fuertes por los días que vendrán”, afirmó Cuixart en la misiva, que se leyó en esta montaña ya que tiene un significado especial para él: la renovación de la llama del Canigó cada año se hace allí y enciende las hogueras de San Juan.

Las otras cimas que se ascendieron fueron el Sant Jeroni, dedicada al líder de ERC, Oriol Junqueras; el Canigó, la del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart; el Carlit, la del líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez; la Gallina Pelada la de la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, y el Montcaro la de la expresidenta del Parlamento regional Carme Forcadell, entre otros.

La organización de ‘Cims per la Llibertat’ informó a través de un comunicado que, en total, más de 16.000 personas participaron en esta acción y que los beneficios se destinarán a la Asociación Catalana por los Derechos Civiles, la entidad formada por los familiares de los presos soberanistas y los dirigentes en el extranjero.

La participación en todas las cumbres “ha superado todas las expectativas y la iniciativa ha tenido también un gran eco internacional”, detalló la organización, ya que también se subieron 11 cumbres hermanadas en Europa, América del norte y Nueva Zelanda.

Dispositivo de emergencias

Además, contó con la colaboración de la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña y un total de 41 centros de excursionistas apadrinaron las cimas, es decir que un centro, o más de uno, se hicieron cargo de organizar la ascensión a cada uno de los picos.

Todas las ascensiones comenzaron entre las 5.00 y las 9.00 horas, en función de la dificultad de cada una; entre las 12.00 del mediodía y las 13.00 horas se procedió a la lectura de un manifiesto y en cada una de las cumbres intervino un familiar de los represaliados.

Protección Civil de la Generalitat desplegó un dispositivo de coordinación de emergencias con la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña (FEEC), los Mossos d’Esquadra, los Bomberos, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), Agentes Rurales y la organización de la actividad, para garantizar la seguridad del evento y una reacción coordinada en caso de emergencia.

Además, se activó la prealerta del Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat), que registró cinco incidencias leves, y también estableció una coordinación con los servicios de emergencias franceses, ya que dos de las cimas se encuentran en el Roussillon francés.