Quim Torra (c) en una declaración institucional en el Palau, acompañado de los miembros del Govern, con motivo del primer aniversario de los atentados.
Quim Torra (c) en una declaración institucional en el Palau, acompañado de los miembros del Govern, con motivo del primer aniversario de los atentados. / efe
Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, trasladó su apoyo y reconocimiento a las víctimas y a los cuerpos de emergencia y seguridad en nombre del Gobierno catalán en una declaración institucional de rechazo a los atentados: “La democracia siempre doblega al terror y la barbarie, se produzca donde se produzca”, dijo.

Asimismo, recordó de manera “especial” a los Mossos, el exmajor del cuerpo Josep Lluís Trapero y al exconsejero de Interior, Joaquím Forn, del que dijo que está “injustamente encarcelado”.

Acompañado por todos los consejeros y después de un Consejo Ejecutivo extraordinario por el 17-A, Torra recordó “la tristeza, el dolor y el miedo” que se extendieron el pasado agosto en todo el territorio catalán, sobre todo en Barcelona, Cambrils, Alcanar (Tarragona) y Subirats (Barcelona).

“El Govern quiere hacer llegar su recuerdo, apoyo y solidaridad a familiares y amigos de las víctimas”, señaló Torra, y aseveró que todas las personas de bien, practiquen la religión que practiquen, están al lado de las víctimas.

Reconocimiento

También trasladó su “más sincero reconocimiento” a todos los cuerpos de emergencias y de seguridad, ya que, en sus palabras, sobresalieron en su respuesta a los atentados.

Asimismo, recordó “de manera especial” al personal sanitario y a los Mossos d’Esquadra, sobre todo por el operativo que desplegaron, así como al exmajor del cuerpo policial catalán, Josep Lluís Trapero, y al exconseller de Interior, Quim Forn, que se encuentra “injustamente encarcelado”.

“Finalmente, el Govern quiere poner de manifiesto su máximo rechazo al terrorismo sea cual sea su carta de presentación. Los hechos vividos aquellos días pusieron a prueba a nuestro país y su gente, y hemos salido más reforzados, más unidos y más convencidos de nuestros principios, que nos consolidan como una sociedad democrática, pacífica y plural”, razonó.

“Ante los que hacen uso de la violencia, vistamos de gente de paz y de acogida una sociedad íntegra y valiente, dispuesta a combatir la barbarie y la intolerancia”, animó el presidente catalán.

Torra, cree que la pancarta sobre el Rey se enmarca en la libertad de expresión y explicó que los Mossos d’Esquadra solo fueron a ver sus condiciones por motivos de seguridad, aunque afirmó que “no es el día” para hablar del Rey.

Torra y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont recordaron como vivieron los instantes posteriores a los atentados del pasado agosto y elogiaron la respuesta de la sociedad catalana, sobre todo por parte de los cuerpos de seguridad y de emergencia.

Torra insistió en la necesidad de homenajear a las víctimas y a los servicios públicos que trabajaron durante los atentados.

El presidente de la Generalitat pidió disculpas por si en algún momento las víctimas de los atentados no se han sentido acompañadas: “Si la Generalitat ha fallado me gustará revisarlo, estoy a su disposición”.

Por su parte, Puigdemont subrayó: “De las cosas que se pueden extraer es que hay una actitud en el conjunto de la sociedad catalana que hace que en un contexto como este la sociedad resista bien y aproveche para cohesionarse”.