Suspenden la privatización de los hospitales madrileños

La Justicia paraliza de forma cautelar la ‘externalización’ de seis centros sanitarios, mientras que el Ejecutivo regional asegura que presentará «de inmediato alegaciones de legalidad»

0

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSMJ) suspendió ayer provisionalmente el proceso de privatización de la gestión de seis hospitales públicos, tras admitir el contencioso-administrativo interpuesto por varios particulares contra los pliegos de condiciones de la convocatoria.

Así consta en un auto fechado ayer, en el que el alto tribunal de la capital española acuerda adoptar una medida cautelar urgente y suspender provisionalmente la ejecución de la resolución del 30 de abril de 2013 de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional.

En esta disposición se hizo pública la convocatoria para la licitación de servicios denominados Gestión por concesión del servicio público de la atención especializada correspondiente a los hospitales Infanta Sofía, Infanta Leonor, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo y, suponía el inicio de la privatización de los citados centros sanitarios.

Con esta decisión judicial, el denominado proceso de externalización queda en suspenso y la autonomía dispone de un plazo de tres días para presentar alegaciones al respecto de la medida cautelar, para la que no cabe recurso. Una vez recibidas las alegaciones, la sala se reunirá -la próxima semana- para determinar si se mantiene la suspensión o se levanta.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, aseguró que su departamento presentará «de inmediato» alegaciones y estuvo convencido de que atenderá «las razones jurídicas» que presentará el Ejecutivo autonómico sobre la legalidad y validez de su actuación. «Estoy seguro de que el tribunal será favorable a los argumentos que defiende la comunidad de Madrid», manifestó el consejero para criticar que esta situación es «consecuencia» de una «jugada» del secretario general del Partido Socialista Madrileño (PSM), Tomás Gómez, en su intento de «prolongar el conflicto sanitario».

El pasado 11 de junio, el PSM acusó a la Consejería de haber aceptado una fianza de las empresas licitadoras a la gestión sanitaria que equivalía a un cinco por ciento del importe anual del contrato, lo que según los socialistas «contraviene» lo dispuesto en la ley, que marca que debe ser el cinco por ciento del total. Tras esta denuncia, diputados regionales y portavoces locales del PSM presentaron un recurso ante el TSJM.

Así, Tomás Gómez se mostró ayer satisfecho de la decisión jurídica y aseguró que «es un paso importante para la paralización».