Susana Díaz obtiene la tercera negativa del Parlamento de Andalucía

La presidenta se plantea acudir de nuevo a unas nuevas elecciones

0

La socialista Susana Díaz no pudo superar ayer la tercera votación ante el Pleno del Parlamento para ser investida como presidenta de la Junta, tras contar únicamente con el apoyo de los 47 diputados del PSOE-A y el voto en contra de los 62 diputados de los cuatro grupos de la oposición (PP-A, Podemos, Ciudadanos e IULV-CA). Es la primera vez en la historia de la autonomía andaluza que un candidato no consigue la confianza de la Cámara en la tercera votación de investidura.

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, no fijó fecha para una nueva votación y anunció que será comunicada en su momento por la Presidencia de la Cámara, con lo que previsiblemente se producirá después de las elecciones del 24 de mayo.

El de ayer fue el mismo resultado que Díaz obtuvo en las dos primeras votaciones, cuando en la primera requería mayoría absoluta y a partir de la segunda, mayoría simple, esto es más votos positivos que negativos, según establece el Reglamento del Parlamento y el Estatuto de Autonomía.

Asimismo la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, manifestó ayer que una nueva convocatoria de elecciones autonómicas en Andalucía certificaría un “fracaso del PSOE”, al tiempo que confirmó la existencia de una conversación entre la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, y el secretario general de Podemos en España, Pablo Iglesias, en la que éste le remitió a ella como la máxima representante de la organización ‘morada’ en las negociaciones para la investidura de la socialista en este sentido.

Ha sido a preguntas de los periodistas tras abandonar el Salón de Plenos una vez finalizada la tercera votación realizada hasta el momento para la investidura de la candidata socialista, Susana Díaz.

Por otro lado, la presidenta de la Junta andaluza en funciones y secretaria general del PSOE-A, manifestó ayer, previamente a una nueva votación de investidura ante el Pleno del Parlamento de la Junta de Andalucía, que si fuese necesario acudir a unos nuevos comicios, “habría que celebrar las nuevas elecciones”.

Durante su intervención ante la reunión del grupo parlamentario socialista previa al inicio de una nueva sesión del Pleno de la Cámara para votación de investidura, Díaz manifestó que con el hecho de que ella no sea investida presidenta no pierde el PSOE-A y ganan otros, sino que “pierden” los andaluces. También indicó que en Andalucía se está viviendo una situación “surrealista”.