Marta Nieto y Rodrigo Sorogoyen calientan motores para la ceremonia en el Paseo de la Fama de Hollywood.
Marta Nieto y Rodrigo Sorogoyen calientan motores para la ceremonia en el Paseo de la Fama de Hollywood. / EFE
Publicidad

El cineasta Rodrigo Sorogoyen aspira mañana al Oscar con el cortometraje ‘Madre’ y se convierte así en el séptimo cineasta español que luchará por la estatuilla en esta categoría, en la que antes compitieron Juan Carlos Fresnadillo, Nacho Vigalondo, Javier Fesser, Javier Recio, Esteban Crespo y Juanjo Giménez.

“No conozco muy bien cómo funciona la Academia americana”, manifestó el cineasta ante sus posibilidades a ganar la estatuilla. A su juicio, “todos los cortometrajes tienen muy buen nivel” y en todos encuentra “una razón para que ganen”.
“Ante esa ignorancia me quedo con el 20 por ciento de probabilidades, que me parecen muy buenas”, apuntó el director durante una escala en Londres antes de tomar el vuelo a Los Ángeles.

Sorogoyen aterrizó ayer en Los Ángeles y, según destacó, le espera “un fin de semana muy divertido” con “muchos amigos”. Mañana, día que se celebrará la esperada gala de los Oscar, “empezarán los nervios”. A diferencia de los Premios Goya, que se celebran por la noche y cuya alfombra roja empieza por la tarde, en los Oscar tendrán que estar preparados a las 13.30 horas. “En cuanto me levante empezarán los nervios”, dijo.

Nuevo trabajo

Preguntado por la decisión de la Academia de rectificar y retransmitir todos los premios en directo, tras el rechazo unánime de la industria, Sorogoyen celebró que las quejas “simbolizan un respeto total a todas las categorías y, por tanto, un respeto a la esencia del cine, a los trabajadores que hacen posibles las películas”.

‘Madre’, protagonizado por Marta Nieto, es la primera escena del largometraje homónimo que Sorogoyen ya ha terminado de rodar y que estará lista en dos meses. Después, investigarán la posibilidad de enseñarla en algún festival y el propio director no descarta presentarla en el Festival de San Sebastián, donde ya presentó ‘Que Dios nos perdone’ y ‘El Reino’, por lo que, según bromeó, espera que no se cansen de él.

Tal y como avanzó, en el largometraje no se mantiene el “tono de thriller” que sí tiene el cortometraje. “Es obvio que después de esa escena el espectador quiere saber más y la película responde a esas preguntas pero no de la manera que el espectador imagina”, adelantó Sorogoyen, quien se aleja con este trabajo de sus películas anteriores.

En cuanto al interés que ha suscitado en la industria americana su cortometraje, galardonado en la pasada edición de los Premios Goya, y el proyecto que convertirá esta cinta en un largometraje, Sorogoyen indicó que “hay algo muy entusiasta en el espíritu yanqui” que uno nunca sabe “si es verdad o no”.

Respecto a la posibilidad de trabajar en Estados Unidos, el cineasta no cierra la puerta aunque no se ve en esa “obligación”. “Lo importante son los proyectos interesantes y si hay un proyecto interesante que se rueda allí, encantado”, subrayó.