Imagen de archivo de la Guardia Civil.
Imagen de archivo de la Guardia Civil. / E.P.
Publicidad

Agentes de la Guardia Civil detuvierton a seis personas, en diferentes localidades de las provincias de Castellón y Tarragona, como presuntos autores de los delitos de abusos sexuales, corrupción de menores, contacto mediante tecnología con menores con fines sexuales, tenencia ilícita de pornografía infantil y de armas.

Las detenciones se produjeron en el marco de la denominada ‘Operación Bambino’, desarrollada en tres fases de explotación a lo largo de un año de investigación que finalizó con la detención de seis personas en Castellón y Tarragona, según ha informado el cuerpo de seguridad en un comunicado.

La actuación de la Guardia Civil se inició a raíz de una denuncia presentada en el Cuartel de la Guardia Civil de Vinaròs en abril de 2017 por la madre de un menor, donde explicaba que su hijo de 12 años podría haber intercambiando archivos de índole sexual con diferentes personas mayores de edad.

Tras un análisis de los correos electrónicos, los agentes comprobaron que el menor, una vez captado, habría sido víctima de abusos sexuales, así como diferentes delitos contra la indemnidad sexual cometidos por los ahora detenidos.

Por todo ello, se inició una investigación para esclarecer los hechos ocurridos, así como para identificar las identidades ficticias de las cuentas de los correos electrónicos utilizados para la solicitud del material pedófilo y de los que llegaron a mantener encuentros sexuales con el menor.
Los agentes comprobaron, tras un exhaustivo estudio de las conversaciones mantenidas a través de correo, que los adultos que habían mantenido relaciones sexuales con el menor “se prevalecían del mayor desarrollo y maduración para lograr el convencimiento del menor a acceder a dichos encuentros”.

Uno de los investigados llegó a atesorar un compendio de variadas identidades ficticias, muchas de ellas como menor de edad, con el fin de persuadir a la víctima para seguir obteniendo del mismo archivos pedófilos.

Tras el análisis pormenorizado de los datos, se consiguió identificar a la totalidad de los autores y se procedió a la detención y puesta a disposición judicial de los seis implicados, cuatro en la provincia de Castellón y dos en la de Tarragona, y se decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos.

Pornografía

En los registros domiciliarios, practicados en las localidades de Sant Carles de la Rapita (Tarragona), Sant Joan de Moro (Castellón) y de Castellón se intervinieron cinco ordenadores portátiles, once discos duros extraíbles, un ordenador de sobremesa, seis terminales telefónicos de alta gama, así como treinta memorias de almacenamiento máximo y cincuenta CDs.

La Guardia Civil informó de que se encontraron hasta 20 Gb de pornografía infantil. En el registro practicado en la localidad Castellón, se halló una pistola en erfecto estado de funcionamiento, municionada y preparada para hacer fuego, además de otras seis armas cortas detonadoras.

Las diligencias se entregaron en el Juzgado de Instrucción número dos de Vinaròs. La actuación fue efectuada por efectivos del Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Vinaròs.

FuenteEuropa Press
Compartir