Santander ganó 6.619 millones de euros durante 2017, un 7% más

El beneficio atribuido ordinario creció un 14%, hasta 7.516 millones, excluidos los atípicos

21

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.619 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 7% respecto al año anterior, tras registrar un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 897 millones, según informó ayer la entidad.

El banco, que afirmó haber cumplido todos sus compromisos estratégicos para 2017 y reitera los objetivos para 2018, ha resaltado que el crecimiento de los resultados refleja la calidad y recurrencia de los ingresos, el buen control de costes y las mejoras en la calidad crediticia.

En concreto, Santander registró tendencias positivas en los negocios, con incrementos de los ingresos en ocho de sus diez mercados principales, al tiempo que el beneficio ordinario creció en nueve de los diez mercados principales del grupo. En 2017, Europa contribuyó con un 52% al resultado y América, con el 48%.

Los ingresos totales subieron un 10%, hasta 48.392 millones de euros, con crecimientos del margen de intereses y de los ingresos por comisiones del 10% y del 14%, respectivamente, mientras que los costes de explotación aumentaron a un ritmo menor que los ingresos, lo que permitió un incremento del margen neto del 12%.

Además de los costes de integración y otros saneamientos anunciados en el tercer trimestre, Santander contabilizó una provisión por valor de 752 millones de euros en el cuarto trimestre, principalmente por la revisión del valor de la participación del Grupo en Santander Consumer USA (SCUSA), anunciada el 28 de noviembre de 2017.

Estos saneamientos se compensaron parcialmente con las plusvalías de 297 millones de euros generadas con la venta de la participación en AllFunds Bank y de 73 millones por la reforma fiscal en Estados Unidos, lo que deja un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 382 millones de euros en el cuarto trimestre y de 897 millones de euros para el conjunto del año.

Excluyendo este cargo neto de plusvalías y saneamientos, el beneficio atribuido ordinario aumentó un 14% en el año, hasta 7.516 millones de euros y el beneficio ordinario antes de impuestos se incrementó un 20%, hasta 13.550 millones de euros.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, resaltó que 2017 fue, “una vez más, un muy buen año” y los resultados muestran la fortaleza de la dimensión y diversificación de la entidad.

“Nuestro objetivo de aumentar la vinculación de clientes, junto con la excelente ejecución de los equipos, nos ha permitido incrementar el beneficio ordinario antes de impuestos un 20%, y reforzar nuestra posición como uno de los bancos más rentables, eficientes y previsibles del mundo”, subrayó.

Asimismo, afirmó que dicha rentabilidad permite al banco dar más crédito a sus clientes y aumentar el dividendo por acción, a la vez que genera orgánicamente más de 3.000 millones de euros en capital durante el año.

Botín resaltó que Latinoamérica ha crecido con fuerza este año, con una evolución muy destacada de Brasil y México, al tiempo que también fue un ejercicio de “significativos avances” en Europa, particularmente en España, donde la adquisición de Banco Popular “ayuda a impulsar la estrategia y a recuperar el liderazgo en el mercado”. “La operación ha permitido dar certeza y estabilidad a los clientes de Popular”, afirmó.

“En 2018, prevemos crecimiento en todos nuestros mercados principales. Invertiremos aún más en plataformas digitales globales para dar mejor servicio a más clientes y de una manera más eficiente. Tengo gran confianza en que cumpliremos con todos nuestros objetivos para 2018”, subrayó.

n el cuarto trimestre de 2017, el grupo generó un beneficio atribuido de 1.542 millones de euros, un 4% menos comparado con el mismo periodo del año anterior, tras registrar un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 382 millones de euros. El beneficio ordinario antes de impuestos en el trimestre aumentó un 19%, hasta 3.375 millones de euros.