Santamaría reclama un 43% de los cargos en la dirección del PP

El nuevo líder de los populares rechaza la proporcionalidad e insiste en incorporar a los órganos del partido a personas valiosas del equipo de la exvicepresidenta del Gobierno

31
El presidente del Partido Popular Pablo Casado, y la exvicepresidenta del gobierno Soraya Sáez de Santamaría, en su encuentro.
El presidente del Partido Popular Pablo Casado, y la exvicepresidenta del gobierno Soraya Sáez de Santamaría, en su encuentro. / EFE
Publicidad

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría pidió ayer al que fuera su rival en las primarias del PP y nuevo presidente del partido, Pablo Casado, que el 43% de los apoyos que recibió su candidatura en el congreso se vea “representado digna y proporcionalmente en todos los órganos de dirección del partido”.

Así lo aseguró en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, tras finalizar la reunión que mantuvo con Casado para buscar “la unidad”. “Dado que hay un porcentaje importante del 43% que ha decidido apoyar a la candidatura que además había ganado entre la afiliación, lo bueno para lograr la unidad del partido es que esa gente también pudiera verse representada digna y proporcionalmente en todos los órganos de dirección del partido”, manifestó.

El nuevo líder de los populares, sin embargo, rechazó la propuesta abriendo la puerta a incorporar a miembros valiosos de su equipo, pero sin poner “etiquetas”. “No se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días”, señaló Casado, quien calificó de “estupenda” la conversación con Santamaría, pero recalcó que no se trata de negociar “un pacto de investidura entre adversarios políticos” sino de llegar “a un acuerdo entre compañeros”.

Acuerdo entre compañeros

“Queremos contar con personas que han ido en su lista o que forman parte de provincias o regiones que hayan tenido un mayor apoyo hacia su candidatura, pero esto no es una negociación de un pacto de investidura entre adversarios, sino un acuerdo entre compañeros”, dijo Casado, incidiendo en que quiere “contar con los mejores”.

En este sentido, rechazó hablar de “una negociación entre distintos equipos”. “Ha habido un congreso que ha delimitado quién tiene que liderar la construcción de equipos”, puntualizó, antes de aseverar que “las personas no están etiquetadas”.

Sáenz de Santamaría, por su parte, manifestó que no le ha pedido a Casado “ningún puesto” porque no lo necesita. “Yo le he dicho que mi objetivo es lograr la unidad del partido. Ya dije que voy a seguir en política y que no necesito ningún puesto. Seguiré trabajando para mi partido con toda la ilusión del mundo. No he hablado con él de ningún puesto”, enfatizó.

Asimismo, aseguró que tampoco Casado le ha ofrecido ser la candidata en Madrid para las próximas elecciones municipales. “Ni me lo ha ofrecido ni le voy a contestar a esta pregunta. Voy a trabajar y no necesito ningún puesto”, reafirmó la exvicepresidenta.