Imagen de archivo los candidatos a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado.
Imagen de archivo los candidatos a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado. / EFE
Publicidad

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, candidatos a presidir el PP, mantuvieron ayer un encuentro en la sede nacional del partido, pero no llegaron a ningún acuerdo para lograr una lista unitaria antes del congreso del partido como defiende la candidatura de la exvicepresidenta del Gobierno, según informaron fuentes ambas candidaturas.

Durante la reunión de “menos de una hora”, Pablo Casado trasladó en privado a Santamaría lo que viene exponiendo en público, según fuentes de su equipo. Así, subrayó que hay poca diferencia en votos (unos 1.500) entre los dos candidatos y que, por lo tanto, quiere llegar “hasta el final”. Se trata, añaden las fuentes consultadas, de que esa integración se produzca después del cónclave.

Además, fuentes de la candidatura de Casado recordaron que los propios Estatutos del PP establecen dos vueltas para elegir al presidente del partido y “los afiliados merecen que se cumplan las normas”. Es más, resaltaron que su candidatura ya ha sumado a las otras cuatro que fueron eliminadas en primera vuelta, lo que demuestra sus “dotes integradoras”.

Este entrevista se produjo a tres días de que arranque el XIX Congreso extraordinario nacional del PP que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy, en un tramo final de campaña interna en la que se ha elevado el tono y los reproches mutuos entre los dos aspirantes a presidir el partido. Exponente de ello es el vídeo contra Santamaría cuestionando que pueda representar la renovación con apoyos como Javier Arenas, Cristóbal Montoro o Celia Villalobos, una cinta de la que se desmarca el equipo de Casado.

De hecho, fuentes cercanas a Santamaría criticaron la “campaña tremendamente belicosa” que esta realizando Pablo Casado e incluso recordaron que también la tuvo en primera vuelta con Cospedal aunque ahora estén haciendo campaña conjunta. A su entender, hay gente en el partido que esto no lo entiende que se pueda producir un “pacto de perdedores” y eso está provocando un “trasvase de compromisarios” próximos a Cospedal, que ahora se decantarían por la exvicepresidenta, que han cifrado en el 50%.
Desde el entorno de Casado niegan que estén realizando una campaña agresiva o belicosa para llegar a la Presidencia del Partido Popular y subrayan que cada vez hay más gente “ilusionada” con su proyecto

Ambos creen en la victoria

En este momento, los equipos de los dos candidatos se atribuyen la victoria en el cónclave, de acuerdo con los datos que manejan cada uno de ellos tras sus llamadas y contactos con los 3.083 compromisarios que podrán votar el sábado para elegir al nuevo líder.

Así, en un briefing con los periodistas, fuentes de la candidatura de Santamaría señalaron que ya tendrían un apoyo de los compromisarios que se situaría “por encima del 60%” y “ampliamente por encima de los 15 puntos” sobre Pablo Casado. Además, en sus cálculos cuentan con que hay “un margen de compromisarios que puede no votar” por no llegar a tiempo, alguna cuestión familia o algún incidente en esa jornada.

En este punto, el entorno de Santamarían subrayó que han realizado un “análisis riguroso y contrastado” y rechazan que trasvase automático de compromisarios de la candidatura de María Dolores de Cospedal a Casado de la que habla este último. De hecho, señalaron que se está produciendo un “trasvase del 50% de los compromisarios de Cospedal”.

FuenteEuropa Press
Compartir