El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado.
El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado. / EFE
Publicidad

El Partido Popular ha elegido ‘El futuro de España’ como lema de su XIX congreso extraordinario nacional que se celebrará en Madrid los días 20 y 21 de julio y que elegirá al nuevo líder de la formación en sustitución de Mariano Rajoy.

La primera jornada tendrá como protagonista al expresidente del Gobierno y todavía presidente del PP, al que se rendirá un homenaje, y un día después de su discurso, los 3.082 compromisarios votarán al nuevo líder de la formación.

Así lo anunció el presidente de la comisión organizadora del congreso, el eurodiputado Luis de Grandes, que considera que el hecho de que haya dos candidatos evidencia una “confrontación democrática y plural”. Además, recordó que de acuerdo con los Estatutos el nuevo presidente es el candidato a la Presidencia del Gobierno, de ahí la “enjundia que tiene esa elección”.

El lema del congreso del PP, ‘El futuro de España’, bajo un fondo azul, va acompañado de una encima, por entender que es un árbol representativo de los valores del PP y la fuerza de la formación, en “contante crecimiento”.

Desarrollo

De Grandes, que precisó que la lista definitiva de compromisarios es de 3.082 tras resolver algunas impugnaciones, explicó que el cónclave arrancará el viernes 20 a las 11.00 horas con las acreditaciones de los compromisarios. Por la tarde, habrá informe de la comisión organizadora, propuesta de la mesa del congreso, aprobación definitiva del reglamento del cónclave e informe del comité de derechos y garantías.

En esa jornada también tendrá lugar el informe de gestión de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y, finalmente la intervención del presidente nacional, Mariano Rajoy, que será el protagonista en esa jornada. “Todos queremos un homenaje a Rajoy. No se marcha por la puerta de atrás sino con gran grandeza y gran altura”, dijo, para añadir que va a ser el protagonista ese día porque están “muy orgullosos” de él.

Al día siguiente, el foco estará puesto en los dos candidatos, ya que tendrán lugar las votaciones y la proclamación de los resultados. Eso sí, se mostró convencido de que el discurso de Rajoy será “absolutamente neutro”, en línea con el papel que ha ejercido hasta ahora, sin que pueda influir en esas votaciones.

Para la votación habrá sobres y cabinas para garantizar la “libertad de los votantes”, según De Grandes. La clausura del cónclave correrá a cargo del recién elegido nuevo presidente o presidenta.