La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría (d) junto a la exministra Fátima Báñez.
La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría (d) junto a la exministra Fátima Báñez. / efe
Publicidad

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría abandonó ayer el XIX Congreso Nacional del PP sin desvelar si aceptará la oferta de integrarse en el Comité Ejecutivo Nacional que le ha dejado sobre la mesa antes de su proclamación el nuevo presidente del partido, Pablo Casado. Preguntada por si aceptaría ser su secretaria general, ella contestó que no va a “aceptar nada hasta que no se lo propongan”.

“Hay que trabajar, integrar y trabajar juntos, así es como lo voy a hacer. Me he presentado por mi partido y seguiré trabajando para lo que sea mejor para mi partido”, señaló Santamaría, sin querer desvelar detalles sobre sus planes.
A su juicio, después del cónclave lo que toca es descansar. “Vamos a descansar todos, el nuevo presidente tiene que descansar y tomar sus decisiones”, comentó, añadiendo que ella, por su parte, se iba a ver a su hijo. “Y luego ya veré”, puntualizó.

“Los compromisarios han hablado, han votado a Casado, esas son las reglas y yo las respeto, lo más importante es que el partido a partir de ahora sea un partido unido, un partido fuerte y que cuide a su militancia”, añadió la candidata perdedora, asumiendo que en este tipo de procesos puede pasar “cualquier cosa”.

Eso sí, proclamó que se siente “muy orgullosa” y que llevará “siempre en el corazón” haber sido “la persona que eligieron los afiliados”. “A ellos me deberé siempre, que confiaran en mi es lo más bonito que me ha pasado, ahora a seguir trabajando”, dijo.

Ya antes de producirse la votación, la exvicepresidenta del Gobierno no había querido adelantar si se integraría en la lista de su rival en las primarias, en caso de resultar vencedor.

De la militancia

“Primero tenemos que votar, y los afiliados ya han votado una vez y han dicho quién era su ganadora”, respondió Santamaría preguntada sobre si se plantea formar parte de la dirección del PP si ganaba Casado, a quien dijo que le une “la defensa de los principios y valores que unen y unirán siempre al PP”.

En este punto, la exnúmero dos del Ejecutivo reiteró que le hubiera gustado llevar al Congreso una lista unitaria, en tanto que ganadora de la primera vuelta de las primarias. “Me hubiera gustado antes, pero después también integraré”, apostilló.

Durante su discurso, Santamaría, se presentó como la candidata de las bases, aseguró que cuenta con la “legitimidad” que le dieron los afiliados en la votación en primera vuelta de las primarias y llamó a la integración con un mensaje a su rival. “De no haber ganado, no estaría en esta tribuna, estaría en tu lista, Pablo, si me lo hubieras pedido”, le remarcó.

La exvicepresidenta cree que los afiliados han visto en ella a uno de los suyos y que, por eso, la votaron como “la mejor opción” para representarles, para ganar este Congreso y todas las elecciones que el PP tiene por delante. “Me han elegido para derrotar al PSOE y a Pedro Sánchez”, sentenció.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir