Sánchez reconoce que la reforma del artículo 135 se hizo sin debate

0

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reconoce que la reforma del artículo 135 de la Constitución que el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero pactó con el PP en 2011 se hizo “de manera claramente apresurada” y sin “debate previo”, y por ello defiende ahora la necesidad de “completarlo”, esta vez sin “hurtar a la ciudadanía ese necesario debate”.

Así lo puso de manifiesto en un artículo que el líder de los socialistas publicó en el diario ‘El Mundo’, en el que aplaude el “gesto que valientemente” lideró entonces Zapatero, porque “evitó la intervención”, pero en el que también reconoce que, tres años después, es necesario reformar el artículo para garantizar los derechos sociales.

De este modo, Sánchez admite que los dos “principios” que, a su juicio, definen a los socialistas, y que se resumen en “la prioridad de la gente sobre la economía” y en “la defensa del debate previo a las grandes decisiones”, quedaron “subvertidos en el tempestuoso verano de 2011”, al consagrar en la Constitución la “prioridad absoluta” del pago de la deuda.

“Yo mismo participé en las reuniones preparatorias de la reforma, y yo mismo defendí en público su necesidad”, recuerda, para añadir que en aquel momento España “tenía el serio riesgo de ser intervenido” y creyeron que de esta forma satisfacerían “la voracidad de los llamados ‘mercados’”.

Asimismo, Sánchez explica que tomaron esa decisión porque confiaban en que el acuerdo alcanzado entonces con el PP “se mantendría cuando tocara hablar de la Ley de Estabilidad Presupuestaria”.