Sánchez dice que el PSOE será “radical” en combatir la corrupción y la desigualdad

0

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, manifestó que los socialistas serán “radicales” en materias como “la lucha contra la corrupción, la lucha contra la desigualdad social y la defensa de los derechos de los trabajadores, de las mujeres o de los jóvenes”.

En un acto público celebrado anoche en la caseta del PSOE de la Feria de Almería, después de acudir al pregón y al tradicional iluminado con el que arrancan las fiestas, Sánchez advirtió de que el PSOE está “en la recta final”, en referencia a las cada vez más próximas elecciones generales.

“Vamos a poner fin a cuatro años de un gobierno frontista, que ha gobernado frente a la comunidad educativa con la Lomce (Ley Orgánica de mejora de la calidad educativa), recortando los derechos de las mujeres modificando la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, aumentando el IVA de la cultura al 21 por ciento, cuando nosotros lo vamos a bajar al cinco por ciento cuando lleguemos”, aseguró. El Gobierno de Mariano Rajoy, según Sánchez, “ha gobernado frente a los trabajadores”. “Con una reforma laboral que vamos a derogar en cuanto lleguemos al gobierno, para aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores que recupere los derechos perdidos”, indicó Sánchez, al tiempo que manifestó que el PSOE no permitirá que “España se rompa en lo territorial ni en lo social”.

Y es que mientras el PP tacha de “radicales” a los socialistas, según Sánchez, en efecto los socialistas van a ser “radicales en la lucha contra la corrupción, en la lucha contra la desigualdad social, en la defensa de los derechos de los trabajadores, de las mujeres o de los jóvenes”. En esas materias, según avisa, los socialistas serán “radicales”. “Lo mejor está por venir. Vamos a ganar las elecciones”, enfatizó el Secretario General del PSOE.

El PSOE tiene sobre la mesa una serie de enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 redactadas por el diputado Odón Elorza en las que, entre otras cosas, se reclama al Gobierno fondos para apoyar la apertura de fosas de la Guerra Civil y para transformar el Valle de los Caídos en un centro de la Memoria y, en consecuencia, exhumar los restos allí depositados del dictador Francisco Franco y del fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera.

El Grupo Socialista ya presentó en el Congreso una proposición no de ley, también a instancias del diputado guipuzcoano, en la que pedía declarar el Valle de los Caídos es un monumento “contrario a la cultura de la convivencia, la paz, la concordia cívica y la reconciliación” y reclamaba “las actuaciones que sean necesarias para proceder a su reconversión y resignificación”, entre ellas la exhumación de los restos mortales de Franco y José Antonio.