El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión del pleno del Senado.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión del pleno del Senado. / efe
Publicidad

Pedro Sánchez acudió por primera vez ayer al Senado como presidente del Gobierno para estrenarse en el control de la oposición en las Cortes. Sánchez aprovechó su primera intervención como presidente del Ejecutivo para reivindicar el papel del Senado como Cámara territorial y con promesas de reactivar el dialogo entre comunidades. En su primera aparición en el Senado como presidente del Gobierno, Sánchez debatió sobre la agenda canaria con una senadora de Coalición Canaria ante la cual puso en valor que el Senado debe ser la Cámara territorial de España en momento de crisis territorial, sin circunscribir esta crisis a una sola comunidad, en una referencia velada del presidente a Cataluña.

“Hay muchos temas que se tienen que sustanciar en el Senado como la financiación autonómica, como la cooperación entre comunidades autónomas y también entre comunidades y Gobierno”, aseguró Sánchez antes de debatir con la senadora canaria.

Asimismo, el presidente socialista añadió que ha propuesto a sus ministros retomar todas las conferencias sectoriales entre comunidades y gobierno central en materias que están transferidas en este caso.

Oposición

El presidente del Gobierno pidió, asimismo, ayer al PP que se limite a hacer oposición al Ejecutivo, pero no al Estado, demostrando así al menos la misma lealtad que tuvo el PSOE para con el Gobierno de Mariano Rajoy desde la oposición.

Sánchez lamentó que el PP, desde el debate de la moción de censura que desalojó a Rajoy del poder, intente “suscitar dudas” con respecto al compromiso demostrado por el PSOE en defensa de la Constitución.

Sánchez respondía a una pregunta del portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, que expresó su temor de que el Gobierno de Sánchez, apoyado por partidos independentistas y nacionalistas, no sea capaz de garantizar la cohesión territorial de España.

Barreiro advirtió de que el presidente no ha expuesto aún cuál es su proyecto de país y le recordó que, con la moción de censura, pese a ser un instrumento constitucional, rompió un principio que hasta entonces se había respetado: el de que el partido que gobernaba era el que había ganado las elecciones y Sánchez, hasta la fecha, no ha logrado la victoria en ninguno de los comicios a los que se ha presentado.

Sánchez criticó al PP que sólo exija la lealtad de la oposición con el Gobierno cuando son los ‘populares’ los que están instalados en La Moncloa porque cuando pasan a la oposición “parece que se olvidan”. También les reprochó que actúen como si fueran sólo ellos los únicos capaces de garantizar la cohesión territorial y la unidad de España.

Es más, el presidente instó a los ‘populares’ a hacer una “reflexión” porque la sociedad española, ha advertido, no entendería ver de nuevo al PP “poco menos que instando a la confrontación territorial” como cuando se echaron a la calle a recoger firmas contra el Estatut catalán “para alimentar ese agravio territorial”, aclaró.