La líder del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, acompaña a Pedro Sánchez durante su acto en Sevilla.
La líder del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, acompaña a Pedro Sánchez durante su acto en Sevilla. / EFE
Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, criticó ayer al “bloque de la involución”, PP, Ciudadanos y Vox, por querer “encapsular” a España en “una única plaza”, la de Colón, y señaló que “la buena gente no roba, no espía, no insulta”.
“Este es un país de buena gente y la buena gente no roba, no espía, no insulta. Nos gusta discutir pero para arreglar las cosas, no para enquistarlos como quiere la derecha”, subrayó Sánchez en un acto público del PSOE en Sevilla.

En la misma línea, añadió que el PSOE espera a representar a partir del próximo 28 de abril a la “buena gente” que “no insulta, no crispa, no roba y no espía”. “Los que no me ven como su candidato preferido saben que, escuchando las cosas que dice la derecha, el único proyecto político sensato que puede garantizar que España avance y no retroceda es el del PSOE”, sentenció.

Para el presidente del Ejecutivo, España “necesita” un Gobierno centrado en resolver los problemas de desigualdad social y de convivencia; y en “atajar los casos de corrupción que vienen del pasado”. “El único Gobierno que puede resolver esos desafíos es el PSOE”, dijo.

Asimismo, Sánchez defendió que el PSOE siempre ha tendido la mano y dialogado con todas las formaciones políticas “siempre dentro de la Constitución y de la legalidad estatutaria”. “El independentismo y la derecha quieren tanto a Cataluña y a España que la quieren para ellos solos, pero nosotros la queremos para todos”, subrayó.

Independentismo

En este sentido, añadió que la independencia en Cataluña no se va a producir porque la Constitución española “no lo recoge” y porque los catalanes no quieren la independencia de España. “Los independentistas prefieren en Madrid un Gobierno del PP que uno del PSOE porque confrontan y son plenamente conscientes de que la independencia no se va a producir”, dijo.

En su opinión, las elecciones generales se han anticipado porque el independentismo y la derecha “tumbaron unos Presupuestos que eran sociales y buenos para la ciudadanía”. “Viven mucho mejor en la confrontación que en el diálogo. La derecha española es desleal con el Estado y con los españoles”, criticó.

Sánchez también destacó que en diez meses y con 84 diputados han hecho que España “ponga rumbo a la justicia social, a la convivencia y a la lucha implacable contra la corrupción”. “Reivindicamos una política que se ocupe de los asuntos reales de la ciudadanía”, apuntó.

Por ello, subrayó que es “inaceptable” que haya jóvenes que tengan que escoger “entre quedarse en casa de sus padres o destinar sus recursos económicos para vivir en un zulo” y recordó que han impulsado políticas de ayuda a la vivienda para que los jóvenes “puedan emanciparse de manera más digna”.

“No quiero vivir en un país en el los jóvenes tengan que elegir entre emigrar o empleos precarios”, dijo Sánchez, al tiempo que apostó por una España “feminista, ecologista y que garantice la dignidad de los mayores”.