El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la asamblea de este fin de semana en Castellón.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la asamblea de este fin de semana en Castellón. / E. P.
Publicidad

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reprochado este sábado al Gobierno que pida a los ciudadanos que ahorren para pagar las pensiones y la educación, mientras “se funden la hucha de las pensiones”. “Hay que aumentar los impuestos a la clase media y trabajadora, así como la factura energética”, pero, en cambio, dijo “se aprueban amnistías fiscales para buena parte de compañeros del PP que quieren blanquear sus recursos económicos provenientes de la financiación irregular”.

“Qué comodidad la del partido de los sobresueldos que le dice a aquellos damnificados de su reforma laboral con una devaluación salarial que están sufriendo que tienen que ahorrar para pagar las pensiones del mañana y también la educación de sus hijos”, enfatizó.

Sánchez realizó estas declaraciones en una asamblea abierta que se ha celebrado en Castellón, en la que ha criticado la última reforma laboral, y ha apostado por derogar la misma, proponer un pacto de renta a los trabajadores, aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores, y recuperar la negociación colectiva, la igualdad entre hombres y mujeres y la conciliación laboral y familiar.

El dirigente socialista destacó que la sociedad está en una “encrucijada”: el camino de la resignación o “plantar cara”, y subrayó que el primero actúa como una “especie de droga, anula las conciencias y estamos viendo a mucha gente con esta resignación debido al discurso neoliberal, conservador que pretende hacernos creer que la voluntad del ser humano tiene que someterse a la voluntad de la economía y del mercado”.

“Y no importa que vivamos en una sociedad en la que los hijos ven a sus padres desempleados de larga duración, que vean a sus madres sufrir una brecha salarial, y que vean los padres a sus hijos emigrar por la falta de oportunidades, o sufrir la explotación laborar por los contratos de la reforma laboral”, añadió el socialista.

Por eso, explicó que cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que hay que ahorrar para las pensiones y hay que favorecer las pensiones privadas, “se olvida de decir que la mitad de esos fondos de pensiones son producto de ahorros del 20 por ciento que tiene más recursos económicos en este país, es decir está olvidando al 80 por ciento que no tiene recursos económicos como para poder ni tan siquiera ahorrar porque no puede llegar a fin de mes”.

Mercancías

Sánchez criticó que el Gobierno trata a las personas como si fueran “mercancías” cuando dice que hay que pagar con ahorros las pensiones y la educación, pero, aclaró, “las pensiones dignas y la educación de calidad son derechos, no son mercancías”, y por tanto dijo que no se pueden dar pasos atrás y caer en la resignación, “que impregna todo, pues no sólo están las élites políticas, financieras, también tiene sus tentáculos en las élites mediáticas, que vienen a decir que lo que representa el sentido común es situar la voluntad del ser humano por debajo de la voluntad de la economía”.

“Se dice que hay que ahorrar para pagar la educación de nuestros hijos y las pensiones de los mayores, mientras se funden la hucha de las pensiones”. “Hay que aumentar los impuestos a la clase media y trabajadora y la factura energética”, pero en cambio “se aprueban amnistías fiscales para buena parte de compañeros del PP que quieren blanquear sus recursos económicos provenientes de la financiación irregular”, aseguró Pedro Sánchez.

La encrucijada, según destacó “es resignarnos o revelarnos y plantar cara, y esto no es un gesto grandilocuente o una actitud meramente intelectual, porque queremos remover las conciencias de muchos ciudadanos que quieren decir ‘basta ya’, queremos otro camino”, y ese camino, según añadió, “es el que pone ser humano en el centro de todas las decisiones políticas y económicas”.

Socialdemocracia

Sánchez manifestó que hay que reivindicar un camino que pasa por la socialdemocracia, “hay que abordar transformaciones, volver a reescribir un contrato social que se definió cuando gobernaban los socialistas, es decir, que si uno estudia podrá encontrar puesto de trabajo y si uno paga impuestos percibirá educación pública y sanidad de calidad y pensiones dignas”.

El líder socialista reivindicó la libertad, “pues tenemos una reforma laboral que ha hecho que 14 por ciento de los trabajadores no llegue a fin de mes, con una devaluación salarial que ha hecho que la gente se sienta poco libre”.

Al respecto, indicó que la socialdemocracia también representa libertad y seguridad, y ha subrayado que el estado de bienestar “solo está garantizado con gobiernos socialistas”. “Tenemos que reivindicar la libertad, seguridad, igualdad y cultura y tenemos que intentar que los jóvenes sean libre pensadores, y vamos a apostar por ello”, añadió.

Pedro Sánchez señaló que los socialistas proponen diez grandes acuerdos, entre los que ha destacado un pacto de renta a los trabajadores, derogar la reforma laboral, aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores, y recuperar la negociación colectiva, la igualdad entre hombres y mujeres y la conciliación laboral y familiar. Así mismo, ha apostado por los convenios sectoriales y una política de reindustrialización . “El futuro depende de nosotros, tenemos sed de cambio y no vamos a alterar nuestro discurso”, aseguró el secretario general del PSOE.