El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su acto en la Reunión del Círculo de Economía. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, afirmó ayer que abordará la redacción de un nuevo Estatuto de los Trabajadores para “anticiparse” al cambio del modelo productivo y de relaciones laborales. Lo dijo en su discurso de clausura de la XXXV Reunión del Círculo de Economía, que se celebra en Sitges (Barcelona) y está patrocinada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Caixabank y KPMG.

Sánchez defendió crear empleo de calidad, y que garantizar un mercado laboral eficiente y justo será una de las líneas de trabajo del futuro Ejecutivo para ganar productividad en la economía. Asimismo, recalcó que “nunca estuvo escrito” que el destino de España fuera el de empleos de baja calidad, y llamó a combatir esta profecía autocumplida —dijo—, por lo que defendió tomar la iniciativa e invertir los términos de la actual situación laboral.

Repartidor nepalí

Durante su discurso, Sánchez lamentó la muerte de un repartidor nepalí de 22 años en Barcelona el sábado de la semana pasada —mención que también hizo el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en su ponencia el viernes—.

“Es a estas condiciones laborales a las que tenemos que dar respuesta”, subrayó Sánchez, que también dijo que hay que abordar la racionalización del horario laboral.

Sánchez recordó el “talento perdido” en España durante la última década, sobre todo en la ciencia, y abogó por convertirla en un país de oportunidades para los jóvenes, a los que pidió no cambiar de país sino cambiar España. “Este país es y puede ser un vivero de talento y será un vivero de talento”, recalcó, y se comprometió también a consolidar un ecosistema propicio a recuperar ese talento y atraer nuevo, tanto español como extranjero.

También señaló que desde Europa se deben combatir las devaluaciones salariales y la precariedad, y pidió la armonización de las condiciones laborales porque, si no es así, no sirve lo que se haga desde España: “Nuestro talento se irá a países con sueldos mayores”.

El presidente explicó que los objetivos prioritarios de su gobierno serán promover una economía competitiva y sostenible, así como unas instituciones limpias y transparentes, y una “sociedad plural más justa”.

Para eso mencionó siete líneas de trabajo: el crecimiento inclusivo y sostenible; la formación de capital humano; la transición ecológica; el avance científico; la creación de empleo; la consolidación del Estado de Bienestar y la lucha contra el nepotismo.