El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el último acto que protagonizó en la capital portuguesa.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el último acto que protagonizó en la capital portuguesa. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apeló a la movilización de la sociedad “serena” y “moderada” ante el autoritarismo y el auge de la extrema derecha en Europa, subrayando que la propuesta política de la familia socialdemócrata de cara a las elecciones a elecciones europeas de mayo 2019 debe ser un nuevo contrato social.

“El contrato social se ha roto como consecuencia de la crisis económica que hemos atravesado. Ya no existe la garantía de que si se estudia se vaya a tener trabajo. No existe la garantía de que si uno trabaja vaya a recibir un sueldo. El Estado de bienestar se resiente”, apuntó Sánchez en la clausura del XI Congreso del Partido Socialista Europeo (PES) en Lisboa. Según Sánchez, el nuevo contrato social debe basarse en el mercado de trabajo, en cómo financiar y sostener el Estado de bienestar, en la defensa de los valores democráticos y en el medio ambiente y lucha contra el cambio climático.

El líder el Ejecutivo aseguró que su equipo tomará medidas para revertir las políticas de la austeridad del antiguo Gobierno del PP. “Queremos reforzar el Estado social, luchar contra la evasión fiscal, promover la igualdad de género”, subrayó.

Los autónomos

Asimismo, salió en defensa de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, alegando que las grandes corporaciones “deben pagar los impuestos que deben”.

Sánchez también llamó a la reflexión a sus colegas europeos de partido. Para el presidente del Gobierno el “autoritarismo”, el brexit o el auge de la extrema derecha en el ‘Viejo Continente’ debe servir reflexión. “Es hora de luchar, de apelar a la movilización de la sociedad serena y moderada, que sabe que se sustenta en la convivencia, en la conquista de derechos, de las libertades y la moderación en hacer política”, defendió.

En este sentido, reiteró que los partidos políticos de izquierdas deben hacer “mucho más” por resolver estos desafíos, que exigen de “integración” y de “aportación”. “Tenemos que decirles (a los europeos) que todos estos desafíos se pueden convertir en grandes oportunidades de progreso para la mayoría. Tenemos que liberarnos de todas estas cadenas, avanzar y resolver con eficacia los desafíos que tenemos por delante”, indicó.

En su cumbre de ayer en la capital lusa, el PES ha proclamado a Frans Timmermans como candidato común a presidir la Comisión Europea en las elecciones del próximo 26 de mayo.