Pedro Sánchez conversa con la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, durante un acto de partido en Jaén.
Pedro Sánchez conversa con la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, durante un acto de partido en Jaén. / EFE
Publicidad

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo un llamamiento a “llenar las urnas de votos” el próximo 28 de abril y pidió la confianza y el voto para su formación no sólo de “todos los socialistas de corazón” sino de todas aquellas personas que en los últimos 40 años votaron al PSOE en algún momento y de incluso los que “tampoco soy yo su candidato preferido”.

“Tenemos que pedir el voto para todos los socialistas de corazón, también de todos los progresistas, a todos aquellos que durante estos 40 años de democracia votaron alguna vez al Partido Socialista e incluso también tenemos que pedir la confianza y el voto a aquellos que nunca han votado al PSOE y que incluso tampoco soy yo su candidato preferido”, dijo Sánchez en un acto en Jaén capital, acompañado por la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz.

El también presidente del Gobierno dirigió su intervención a evidenciar “todo lo hecho” en los nueve meses de gobierno socialista y a incidir en la necesidad de ganar las elecciones con una mayoría suficiente para poder sacar adelante su proyecto.

Involución

Sánchez apuntó que de cara a las generales habrá “muchas siglas”, pero las opciones se resumen en dos y pasan por “o mirar hacia el futuro o mirar hacia el pasado y retroceder 40 años”. Asimismo, hizo un llamamiento a la movilización y a la participación porque “si no se llenan las urnas de votos, habrá involución”.

“Si con 84 diputados hemos marcado otro rumbo para España, qué podemos hacer con una mayoría parlamentaria más amplia a partir del próximo 28 de abril”, señaló Sánchez. En su intervención se refirió a los partidos de derechas como formaciones que “no tienen ni sentido común ni del ridículo”.

“Lo más importante que ellos sigan hablando de neandertales, que nosotros hablaremos del presente y futuro de este país”, señaló el candidato socialista, al tiempo que criticó “el cordón sanitario” que propugna el líder de Cs para el PSOE, un partido que “lleva 140 años sirviendo a este país” y que ha logrado “acabar con ETA” o “recuperar la universalidad de la sanidad pública”.

“No va a haber cordón sanitario que pare la voluntad mayoritaria el 28 de abril de que este país siga avanzando y conquistando su futuro”, dijo Sánchez al tiempo que recordó a Albert Rivera que no puede limitarse a “entenderse con los que piensan como él” porque “la democracia es “todo lo contrario” y se basa en “entenderse con aquel que piensa diferente a uno”.

También tuvo palabras para dirigirse al presidente del PP, Pablo Casado, para recordarle que el PSOE es un partido constitucionalista, que defiende la misma Carta Magna que el PP, aquella que su artículo 113 habla de la moción de censura, por mucho que “no le guste ese artículo” y que se refiera a él como “okupa” o “presidente ilegítimo”.

Responsabilidad

En este sentido, Sánchez defendió su actuación y la de su grupo cuando en junio de 2018 sacó adelante una moción de censura “por responsabilidad” y con la que se consiguió “desalojar” a Mariano Rajoy.

El objetivo del próximo 28 de abril es, según Sánchez, frenar a la derecha que ha ganado en Andalucía y que en dos meses ha demostrado que “su única propuesta es la involución” porque “tienen más testosterona que neuronas”.

Subrayó que la ultraderecha siempre ha existido en España, pero “antes votaban al PP y ahora tienen en Vox a su propio partido”. El problema, a juicio de Sánchez, es que es Vox y sus dirigentes los que están “modelando” los discursos del PP y de Cs.

Además, durante su intervención, acompañado por algún ministro, aprovechó una vez más para defender los llamados ‘viernes sociales’.