El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en Las Palmas de Gran Canaria.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en Las Palmas de Gran Canaria. / EFE
Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, trasladó ayer a los partidos que ante los avances de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el ejercicio de 2019 no tienen la opción de votar que no. “O votan a favor o se abstienen”, espetó.

Así lo puso de manifiesto durante la clausura de la Conferencia de Política Municipal de los socialistas de Gran Canaria que tuvo lugar en la jornada de ayer en el Auditorio Alfredo Kraus.

De esta manera, el presidente hizo especial hincapié en que en 2018 el PSOE ha demostrado que otra España es posible y que en 2019 “lo vamos corroborar”.

“Es fundamental aprobar estos PGE. Nada más llegar aprobamos un plan director por el empleo digno que ha permitido regularizar 50.000 contratos”, puso de relieve.

En esta línea, Sánchez resaltó que el Gobierno está comprometido con temas tan importantes para el partido como la inspección laboral. “Y por eso hemos aumentado el SMI, la mayor desde los años 70”, aseveró.

Violencia machista

De otra parte, el presidente del Gobierno denunció el análisis “inaceptable” que algunos partidos hacen de la violencia de género.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo también destacó la labor de los socialistas en la lucha contra esta lacra social.
Al respecto, detalló que el trabajo del Gobierno en esta materia se ve reflejada en cuestiones incluso como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ya que, dijo, el 70 de los beneficiarios de esta iniciativa serán mujeres.

“Mientras haya alcaldes y presidentes socialistas, siempre habrá gobiernos feministas que defiendan la igualdad de género entre hombres y mujeres”, aseveró.

Finalmente, y respecto a las críticas recibidas desde el partido Coalición Canaria (CC) sobre los Presupuestos Generales del Estado y las partidas económicas que reclama al Estado, que el verdadero problema es que “sabe que va a perder las elecciones”.

En este punto, el líder del Ejecutivo hizo especial hincapié en las diferentes medidas que se han podido sacar adelante desde que los socialistas están en el Gobierno de España.

De esta manera, sobre el convenio de carreteras, de infraestructuras educativas, el plan de agua, la bonificación del 75%, el Estatuto de Autonomía o el nuevo REF, el presidente del Gobierno recordó que “todo se ha hecho bajo una administración socialista”.

“El problema de la derecha nacionalista canaria es que sabe que va a perder las elecciones”, concluyó para agregar que a Canarias “le sienta bien” un Gobierno socialista en Madrid, entendiendo que avanzará doblemente si también lo hay en el Archipiélago.