El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto en Barakaldo.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto en Barakaldo. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó que la manifestación que se celebrará este domingo en Madrid, convocada por PP, Ciudadanos y Vox bajo el lema ‘Por una España unida. ¡Elecciones ya!’, representa “una España en blanco y negro, que pretende dar marcha atrás”, frente a la “España en positivo” que quiere “derechos, libertades y oportunidades”.

En un acto celebrado en el BEC de Barakaldo para presentar la candidatura del candidato a la Alcaldía, Alfredo Retortillo, en el que también intervino la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, Sánchez aseguró que con “los pactos” entre PP y Ciudadanos con Vox, los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera se equivocan “radicalmente”. “Creen que pactando con la ultraderecha van a moderarla cuando es todo lo contrario. La ultraderecha va a radicalizar a ambas formaciones y mañana vamos a tener una prueba de ello”, añadió.

Asimismo, el presidente del Gobierno advirtió a los soberanistas catalanes que la autodeterminación “no es constitucional” de tal forma que el Gobierno de España no la aceptará. “Defendemos el diálogo, el respeto a la Constitución y, sobre todo, una solución que no es dejar las cosas como están, ni la independencia. Lo que queremos es trascender la dinámica de bloques y proponer algo bien sencillo: el autogobierno de Cataluña”, planteó.

En un acto celebrado en el BEC de Barakaldo (Vizcaya) para presentar la candidatura del candidato a la Alcaldía, Alfredo Retortillo, en el que también intervino la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, Sánchez se refirió a la ruptura de negociaciones con PDeCAT y ERC y la posición asumida en las últimas semanas por PP y Cs.

Tras recordar que el PSOE cumple 140 años “al servicio de España”, lamentó que ahora se “identifica el patriotismo con gritar todos los días viva España” cuando ser patriota “es trabajar para que en España cada día se viva mejor”. Ante 1.500 personas, y entre gritos de “presidente, presidente”, Sánchez advirtió de que las pensiones no se suben “recortando derechos de nadie y mucho menos de las mujeres”. “¿Qué unidad defienden quienes quieren un país con ciudadanos de primera y ciudadanas de tercera?”, cuestionó en referencia a la propuesta del presidente del PP, Pablo Casado, de modificar la ley del aborto.

De este modo, criticó los “insultos” de Pablo Casado a las mujeres, así como hacia su persona, y consideró que “quien insulta es porque no tienen ningún argumento”. “Durante estos años de democracia la derecha llegó tarde al aborto, al divorcio, al matrimonio homosexual… llegaban tarde mal y arrastras, pero llegaban. El PP tras Mariano Rajoy ya no quiere ni llegar y plantea dar paso atrás en el reconocimiento de derechos y libertades y en el cuestionamiento del estado autonómico”, reprobó.

En este contexto, se refirió al “viaje a ninguna parte” del independentismo catalán y a la “vuelta atrás de unas derechas que reclaman la recentralización” del Estado. En contraposición, situó a un PSOE que defiende la España autonómica por ser garantía de unión basada en la “cohesión social y territorial”.

Ley y diálogo

Así, defendió que los socialistas siempre han estado en el mismo sitio, la “ley y el diálogo”, en el “respeto a la Constitución y el diálogo dentro de ella”, mientras que cuando la derecha está en la oposición “es la más desleal con el Estado”.

“La crisis de Cataluña dijimos que no se resolvería de un día para otro, necesitaría altura de miras, generosidad por parte de todos. Dijimos que el camino del diálogo y la Constitución era el más largo pero es el único posible y transitable. El debate no es independencia sí o independencia no, sino convivencia sí o sí, y eso solo le logra respetando y la ley y fomentando el diálogo”, incidió a los medios.

En este contexto, se refirió a la situación generada en el Reino Unido con el brexit tras un referéndum que “ha dividido para siempre la sociedad británica”.