Pedro Sánchez (d) conversa con el líder del PSC, Miquel Iceta.
Pedro Sánchez (d) conversa con el líder del PSC, Miquel Iceta. / EFE
Publicidad

El presidente el Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó ayer que tanto el independentismo como la derecha quieren una tierra “para ellos y no para todos”, mientras que el PSOE defiende una España para todos.

Así lo manifestó al clausurar la Convención Nacional del PSC de Tarragona, en la que participaron el líder del PSC, Miquel Iceta; la ministra Meritxell Batet; el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, y el alcaldable de Barcelona, Jaume Collboni, ante unas 1.000 personas.

“Queremos una sociedad integradora e inclusiva. Tan válido es decir a los independentistas que nosotros queremos una Catalunya para todos, que decirle a la derecha que queremos una España para todos”, añadió.

Para Sánchez, uno y otro posicionamiento se retroalimentan y “tienen en común la confrontación”. Así, puso como ejemplo que tanto las fuerzas de derecha como las independentistas se opusieron al proyecto de Presupuestos, que asegura que se idearon para solucionar problemas de la gente.

“¿Qué tiene que ver subir el Salario Mínimo Interprofesional con la independencia?”, preguntó el presidente, y reiteró que la independencia no se va a producir y que hay que apostar por la convivencia y el autogobierno de Cataluña.

Tras decaer el proyecto de Presupuestos, Sánchez defendió ante PP y Cs los denominados como ‘viernes sociales’, en los que el Ejecutivo decreta determinadas medidas, mientras que sostuvo que estos partidos se oponen a estas medidas “porque son de los socialistas”.

Asimismo, reprochó a PP y Cs que les acusen de pactar con los independentistas: dijo que, si bien ERC y el PDeCAT en el Congreso votaron a favor de la moción de censura que apartó a Mariano Rajoy de la Moncloa y situó a Sánchez al frente del Gobierno, también podrían haber votado en contra.

“Si le damos la vuelta al argumento de PP y Cs, ¿podríamos decir que el independentismo y la derecha pactaron para que Rajoy estuviera en el Gobierno? Es absurdo”, afirmó, para añadir textualmente que los partidos de derechas tienen más testosterona que neurona.

Además, lamentó que acusen a los socialistas de no ser constitucionalistas, y que solo quieran hablar con aquellas formaciones que piensan lo mismo que ellos en vez de dialogar con quien piensa diferente.

Iceta y Cataluña

El jefe del Ejecutivo reiteró que la independencia no se va a producir, pero ha añadido: “No solo porque no sea constitucional, ni porque no se reconozca internacionalmente, sino porque los propios catalanes no quieren la independencia”.

Además, pidió a los partidos independentistas y a las derechas que digan a sus propios votantes que les han “engañado” al afirmar que la independencia es posible y aseguró que el PSOE va a defender la ley, el Estatut y el autogobierno catalán.

Finalmente, recordó que el Gobierno ha puesto en marcha en su mandato una comisión Gobierno-Generalitat y que Iceta ya ha impulsado la Mesa de Partidos a través del Parlament, “y separatistas y derecha no han querido dialogar porque viven del conflicto y de la crisis”.

De otra parte, Sánchez defendió y agradeció el trabajo del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, frente al 1-O y la posterior “declaración de independencia ilegal”. “Iceta ha hecho muchas cosas. Gracias”, dijo.

Defendió así al líder del PSC frente a las críticas que ha recibido esta semana tras decir el miércoles que, si el 65% de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzarlo.