Sánchez cree que en la derecha hay “más testosterona que neuronas”

El presidente del Ejecutivo recela de la existencia de matices entre las “tres derechas” y llama a lograr una amplia mayoría para conseguir que su partido lidere un Gobierno fuerte

32

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró ayer que “no hay tres derechas” en España porque cree que “no hay matices”, e ironizó: “Hay más siglas que ideas, más testosterona que neuronas”.

De cara al 28 de abril, reclamó alcanzar una “amplia mayoría parlamentaria” para profundizar en esas políticas sociales. “Cada voto que se quede en casa será para la involución”, advirtió.

En este contexto, opinó que la derecha ha “reducido” la política “a crispar, insultar” y enfatizó que quien utiliza el insulto es porque “no tiene argumentos”.

Así lo manifestó en su intervención en un acto de precampaña en la Universidad de Alicante, tras desgranar las medidas de su Ejecutivo en estos nueve meses. También participaron el ‘president’ de la Generalitat y candidato, Ximo Puig, y el aspirante socialista a presidir la Comisión Europea, Frans Timmermans.

Sánchez ha llamado a cerrar el 28 de abril una amplia mayoría para trabajar en el envejecimiento, el sistema público de pensiones, reconstruir el Estado del Bienestar y apostar por la España del conocimiento, luchar contra los efectos del cambio climático y continuar con políticas de igualdad de género.

Para conseguirlo, subrayó que “se necesita estabilidad política”, un gobierno “que hable con todos pero que dependa de sus propias fuerzas”. Frente a ello, criticó que Cs hable de establecer un cordón sanitario en torno al PSOE porque, a su modo de ver, comprenden la democracia como “excluyente, solo me entiendo con quienes piensan como yo”.

También contra la oposición, expuso que el PP recurrió las leyes de igualdad de José Luis Rodríguez Zapatero, así como la ley de interrupción del embarazo y que Vox haya presentado a un candidato que niega el holocausto.

Para el aspirante socialista, la sociedad se juega una España que “mire al futuro o al pasado”, que “avance o retroceda” y en la que quepan “todos, o solo los que se hicieron la foto en Colon”.

Por contra, Sánchez defendió que en España existen “muchas más plazas que la de Colon”, y se refirió a la que se llenó “por la igualdad el 8 de Marzo” o la de los “chavales jóvenes que dijeron que querían una España ecologista y que respeta el medio ambiente, y la del 15M que reivindicó una democracia real sin corrupción”.

Viernes sociales

Así, apostó por una España feminista, y por eso le pareció “muy raro”, desde el punto de vista “electoral”, la existencia de “un proyecto político que quiera ponerse enfrente al 50% de la población”. Por ello, aventuró que “será expulsado por ese 50%”, en referencia a las mujeres.

Por otro lado, explicó el uso de los reales decretos desde el Ejecutivo, en los conocidos como ‘viernes sociales’, porque como “presidente del Gobierno” solo tiene dos caminos: Dar la razón a quienes obstruyen las iniciativas parlamentarias desde la mesa del Congreso, en referencia a PP y Cs. O “como presidente me niego y apruebo por reales decretos aquellas cosas que considero”.

Durante su intervención también destacó el aumento del permiso de paternidad, “para ayudar a las mujeres a prosperar”, la recuperación de la cotización a la Seguridad Social de los cuidadoras en dependencia o el subsidio para los mayores de 52 años.

“Hemos venido a hacer, a reconstruir”, dijo, y alegó que se han aprobado “cosas significativas”. De ese modo, argumentó que “lo sustantivo” es si PP y Cs “van a votar en contra” de esas medidas. Finalmente, a los militantes, les instó a “aprender” de lo que ocurrió en Andalucía, donde se confiaba en que ganar era gobernar.