La nueva vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. / EFE
La nueva vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. / EFE
Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió confiar a las mujeres la única vicepresidencia de su gabinete y la mayoría de las carteras económicas del Ejecutivo, entre ellas las de Economía y Hacienda. Sánchez envía así un mensaje claro sobre su compromiso con el feminismo y la lucha por la igualdad de género, que aspira a situar en el eje de sus políticas, como avanzó en el debate de la moción de censura que le ha llevado al Palacio de La Moncloa.

La doctora en Derecho Constitucional y una de las mujeres más próximas al líder en esta su segunda etapa como líder del PSOE, Carmen Calvo, asumirá la única vicepresidencia del Gobierno y la cartera de Igualdad, política que volverá a contar con un Ministerio propio.

También son mujeres las responsables de las principales áreas económicas. Nadia Calviño, directora general de Presupuestos, dirigirá el Ministerio de Economía y María Jesús Montero, consejera en la Junta de Andalucía desde 2004 y una profunda conocedora de la materia presupuestaria, asumirá la cartera de Hacienda.

Otra fémina, Teresa Ribera, exsecretaria de Estado con José Luis Rodríguez Zapatero, llevará las riendas de un gran ministerio que aglutinará las áreas de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático, mientras que la catalana Meritxell Batet asumirá una cartera relacionada con la política territorial.

Hasta la fecha, los únicos nombramientos de hombres confirmados como ministros son Josep Borrell para Exteriores y José Luis Ábalos en Fomento. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, no entrará en el Gobierno, pero será la nueva portavoz parlamentaria en el Congreso, en sustitución de Margarita Robles, de quien se espera que entre en el Gobierno, aunque se desconoce con qué cartera estará.

Asimismo, la actual consellera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, será la nueva ministra de Sanidad del Gobierno socialista de Pedro Sánchez.

El nombre de Carmen Montón sonaba entre los posibles candidatos a ocupar la cartera de Sanidad en el Ejecutivo central y, de hecho, ayer fue preguntada por esta posibilidad por los periodistas en un acto en Valencia. “Gracias por la pregunta pero esto no lo puedo contestar hoy”, señaló.

Consejera

Carmen Montón Giménez, nacida en Burjassot (Valencia), es consellera de Sanidad Universal y Salud Pública desde junio de 2015 en el gobierno valenciano que lidera el socialista Ximo Puig. Licenciada en medicina por la Universidad Pública de Valencia y máster en Estudios Interdisciplinares de Género por la Universidad Juan Carlos I, Montón siempre se ha mostrado a favor de la derogación del Real Decreto 16/2012, como así lo expuso recientemente en un desayuno organizado por Europa Press donde, además, criticó la “muy poca consideración” que su antecesora en el cargo, Dolors Montserrat, estaba teniendo hacia las comunidades autónomas.

De hecho, recordó que su ejecutivo autonómico estaba apostando por la sanidad universal y de calidad como un “derecho” de los ciudadanos como, por ejemplo, las inversiones de las inversiones en las estructuras y tecnologías sanitarias que la Generalitat había puesto en marcha, así como las ayudas al copago a pensionistas, desempleados o familias monoparentales, entre otros colectivos; o la apuesta por el sector público frente a los modelos de gestión privada.

“Hoy, mientras damos un giro de 180 grados a las políticas sanitarias, seguimos exigiendo la derogación del Real Decreto 16/2012 porque no ha demostrado el supuesto ahorro económico en el que se amparó para ver la luz, sino que se ha constatado el sufrimiento y pérdida de la salud de la población”, afirmó la actual titular del Ministerio de Sanidad.