Rubalcaba asegura que ETA pretendía montar una fábrica de bombas en Portugal

El Gobierno se planteó la posibilidad de que la banda creara una base logística y operativa en el país vecino a raíz de interceptar material electrónico en Zamora.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, apostó ayer por «incentivar» la cooperación entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de España y Portugal en materia antiterrorista, después de que el pasado sábado se incautaran de 1.500 kilos de explosivos en una vivienda de Obidos que ETA utilizaba como almacén y aseguró que la banda terrorista pretendía montar una fábrica de bombas en el país vecino.

Rubalcaba señaló que el Gobierno apuesta por la colaboración con el Estado luso con el objetivo de acabar con los violento. «Siempre se encontrará a los terroristas, no importa dónde estén, en Francia, en Portugal o España», apostilló el socialista, quien confió en que «dentro de poco se detengan las personas implicadas en el asunto».

Estas declaraciones surgen después de que el pasado sábado se encontrara un piso en la localidad portuguesa de Obidos, en la que ETA guardaba 1.500 kilos de explosivos -1.330 kilos de nitrato amónico distribuidos en 12 bidones y cuatro sacos; 75 kilos de nitrato potásico distribuidos en tres sacos; 40 litros de ácido sulfúrico, pentrita, polvo de aluminio y nitrometano-, la mayor incautación a la banda terrorista en los últimos 10 años. Además, en la vivienda se hallaron, entre otros efectos, varios planos de Madrid, Cádiz y San Fernando; de la zona norte de Portugal y anotaciones de horarios autobuses de Cádiz.

Sobre estos hallazgos, Rubalcaba aseguró que cabe pensar que el mapa de San Fernando supone que ETA pensaba «hacer algo» en la provincia de Cádiz, «pero los kilos de explosivos que la banda tenía para hacerlo ya no los tiene». Rubalcaba agradeció a Portugal el «excelente trabajo» realizado y anunció que en próximos días se volverá a producir un encuentro con su homólogo luso, Rui Pereira, para ahondar en las conversaciones iniciadas en torno al impulso de la colaboración entre ambos países en materia antiterrorista.

Además, explicó que el Gobierno se planteó la posibilidad de que ETA montara una base logística y operativa en Portugal, tras interceptar diverso material electrónico en Zamora, una base que «ahora, por suerte, se ha encontrado». El ministro señaló que cabe formular una «teoría definitiva» sobre que ETA estaba intentando montar una fabrica de bombas en Portugal, «algo que ya no es existe».

Por su parte, la Junta de Andalucía confirmó que estuvo en contacto con el departamento de Interior durante la operación, después de que se conociera que en el piso también se encontraron mapas de Cádiz y San Fernando.

FuenteOtr Sevilla
Compartir