Jaume Roures (i) y Tatxo Benet en la presentación de The Mediapro Studio.
Jaume Roures (i) y Tatxo Benet en la presentación de The Mediapro Studio. / EFE
Publicidad

El socio gestor del grupo Mediapro, Jaume Roures, afirmó en la jornada de ayer que “dar por muerto a Woody Allen artísticamente hablando no solo sería un error sino que sería un gran pérdida para la Humanidad”.

Jaume Roures se expresó así en la rueda de prensa de presentación de The Mediapro Studio, que tuvo lugar en la Embajada de Italia, en Madrid. Mediapro produce la película que el cineasta comenzará a rodar este verano en España.

“Nosotros hemos trabajado desde hace 14 años con él y continuamos en la misma línea. El hizo un parón el año pasado porque estaba escribiendo sus memorias. Vamos encantadísimos a trabajar con él”, manifestó el socio gestor de Mediapro.

“Detalles, no muchos porque Woody, como otros directores, son muy celosos de sus proyectos”, respondió Roures al ser preguntado por los pormenores que rodean al proyecto. No obstante, detalló que el rodaje comenzará en el mes de julio en varias localizaciones españolas, pero principalmente en el País Vasco. En la fase de búsqueda de localizaciones se ha visitado la ciudad de San Sebastián como uno de los posibles escenarios.

En relación con el guion de la película, Jaume Roures aseguró que “está a la altura de lo que era ‘Midnight in Paris’ (‘Medianoche en París)’”. “Luego veremos cómo se refleja”, apuntó el productor sobre el nuevo proyecto del cineasta estadounidense.

Por otro lado, el socio gestor de Mediapro —empresa que celebra su 25 aniversario en 2019— destacó que la compañía ha ido “consolidando” sus objetivos iniciales. “Somos actores en derechos deportivos en el mundo, somos actores en contenidos, somos de los actores principales en servicios audiovisuales. Ahora nos estamos volcando en intentar ser actores mundiales en el tema de los eSports”, aseguró.

“Estas cuatro patas sobre las que se ha asentado nuestro desarrollo, hemos trabajado en ellas con prácticamente la misma intensidad”, recalcó, para después añadir que el sector es “un poco complejo, duro, difícil” pero Mediapro ha conseguido, a su juicio, una posición donde “la rueda no gira” si la compañía audiovisual no está en ella.

En la presentación también participó Tatxo Benet, que afirmó que “seguramente en el mundo del contenido” es donde Mediapro era “un poquitín menos” internacionales, pero “poco a poco” han ido llevando a cabo una expansión “muy planificada y muy orientada de acuerdo con la gran expansión que ha habido en el mundo de la demanda de los contenidos a través de las nuevas plataformas”.

Posición negociadora

Benet indicó que “en un momento determinado” se dieron cuenta de que tenían delante “un grupo de diferentes marcas y empresas que se dedicaban a la creación de contenidos en todo el mundo”. “Éramos Mediapro, teníamos un estudio. Entonces decidimos buscarle un nombre que lo abarcara todo”, recalcó, para agregar que es una “marca estupenda que refleja perfectamente” lo que querían mostrar.

Benet detalló que The Mediapro Studio financia la producción de contenido que luego emiten otras plataformas. “Normalmente aquí esta era una cosa que no se hacía. Eran las plataformas, los operadores quienes financiaban el contenido y, por tanto, se quedaban con la mayoría de la propiedad intelectual”, destacó, al tiempo que indicó que el objetivo es tener una “posición negociadora mucho mejor” y quedarse “con la mayor parte de la propiedad intelectual de ese contenido en concreto”.

De este modo, señaló que quieren trabajar para tener esa propiedad intelectual y “poder distribuirla”, que se produzcan todo tipo de géneros y formatos.