El Download Festival Madrid celebrará del 28 al 30 de junio su segunda edición.
El Download Festival Madrid celebrará del 28 al 30 de junio su segunda edición. / europa press
Publicidad

La gira de reunión de Guns n’ Roses, la supuesta despedida de Ozzy Osbourne, el poderío atemporal de Judas Priest, el músculo contemporáneo de Avenged Sevenfold, el tren de la bruja de Marilyn Manson y la portentosa densidad de A Perfect Circle. Estos son solo algunos de los principales reclamos del Download Festival Madrid, que del 28 al 30 de junio celebra su segunda edición en La Caja Mágica.

“Esperamos 35.000 personas cada día”, anticipó el director del festival, Carles Asmarats, quien además reveló que en la jornada de Guns n’ Roses el viernes 29 “hay un pequeño pico de diferencia” que está siendo “neutralizando” gracias al tirón del sábado 30 con Ozzy, Judas Priest, Volbeat o Baroness, por lo que esperan “cifras muy similares” para cada jornada.

En este sentido, asintió el presidente de Live Nation España, Roberto Grima, al tiempo que afirmó que el cartel de esta segunda edición de la franquicia Download en Madrid está “compensado”. Y suscribió las palabras anteriores del director del festival: “Va a haber prácticamente la misma gente cada día, si acaso mil arriba o mil abajo. La gente está comprando mucho el abono porque al final el cartel está compensado. Son 40.000 de aforo y puede ser que algún día se pueda cantar el sold out”.

Por otro lado,volvió a hablar Asmarats para explicar que han intentado tener un “abanico amplio” de estilos para poder interesar a más gente. “No queremos ser un festival exclusivamente metalero, preferimos estar abiertos a otros estilos y creo que este año lo hemos conseguido. El hardcore que no falte, es importante”, apuntó el director antes de que tercie Grima para sentenciar: “Si te gusta el rock, aunque no seas metalero, tienes muchas opciones para disfrutar en Download”.

El plato fuerte de esta segunda edición es el regreso a Madrid de la gira de reunión de Guns n’ Roses —que luego irá hasta el Olímpico de Barcelona el 1 de julio— justo un año después de pasar por Bilbao y llenar el Vicente Calderón en 2017 con 55.000 personas.

“Hay gente que ya los vio el año pasado y quedaron saciados, por lo que no repiten, contamos con ello. Pero en esta ocasión acudirán los fieles y también los que se lo perdieron”, planteó Asmarats, quien se mostró convencido de que, en cualquier caso, “el público del Download es más festivalero de verdad que de un solo artista”. Axl, Slash y compañía tendrán la atención de todos los asistentes al festival, pues nadie tocará al mismo tiempo que ellos durante el tiempo que tienen reservado, desde las 21:00 hasta las 00:30.

Un privilegio que no es una imposición como tal, aunque sí una petición de la propia banda.
“Te lo sugieren, lo valoras y realmente piensas que el 90 por ciento de la gente que esté ese día ahí va a estar viendo a Guns n’ Roses. Se les respeta porque al fin y al cabo quieren presentar su show de gira, no algo diferente para festivales. Van a ser tres horas y media y tiene sentido que toquen ellos solos”, señaló Asmarats.

Gira de despedida

Cambiando de tercio, sonríe el director del Download al hablar sobre la gira de despedida de Ozzy Osbourne, admitiendo que será realmente la última “si cumple su palabra”. Por eso añade entre risas: “Hace una despedida por década. Siempre es un aliciente porque nunca sabes si es de verdad la última y quizás esta vez sí que puede ser porque los años pasan”.

En lo tocante al recinto, tanto Asmarats como Grima se muestran encantados con La Caja Mágica y anticipan que el público puede esperar “mejoras” respecto a la primera edición del pasado año. “Haremos pequeños cambios pero más a nivel interno que el público en realidad no va a percibir”, avanzó el director, quien apuntó que ya están trabajando en La Caja Mágica desde hace dos semanas. Y prosigue Asmarats su relato: “Cuando los asistentes llegan a la Caja Mágica no se esperan encontrar el recinto así. Para esta capacidad es un lugar idóneo”.