El Rey reivindica el arte como un instrumento para la libertad

Felipe VI entrega las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes y agradece a todos los premiados la huella que dejan “para la posteridad” con su talento en distintas disciplinas

26

El rey Felipe VI reivindicó ayer el arte como instrumento para ser “más libres” y la cultura, “que debe hacernos más fuertes” como sociedad, subrayando la importancia de la labor artística como contribución a la formación de la historia común.
“Hacéis de nuestra sociedad un hábitat de libertad, diversidad, de belleza compartida”, sostuvo durante la entrega junto a la reina doña Letizia de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes, que se celebró en el Centre Pompidou de Málaga.

En el acto, con la asistencia del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, entre otras autoridades, recibieron las distinciones, el diseñador de moda Lorenzo Caprile; el actor José Coronado; el guitarrista flamenco José Fernández ‘Tomatito’; la poeta Julia Uceda; la Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica; el bailarín Rafael Amargo; el cocinero Pedro Subijana; el matador de toros Julián López ‘El Juli’ y la actriz y directora teatral Magüi Mira.

Además, también se distinguió al actor y director Ricardo Darín, que no ha asistido, al igual que la cantante y compositora Gloria Estefan; y al director de museo Guy Philippe Henri Lannes de Montebello, en cuyo nombre acudió Robert Lubar, director de la New York University Madrid.

Estas medallas recayeron, asimismo, en el Orfeón pamplonés; la directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta; la pianista María Martha Argerich; el editor Manuel Borrás; la arpista María Rosa Calvo-Manzano; el director del Festival de Jazz de San Sebastián; Miguel Martín; el diseñador industrial Miquel Milà y el editor y promotor cultural Leopoldo Zugaza. A título póstumo, se reconoció al cantante de jota José Iranzo Bielsa, conocido como Pastor de Andorra.

El Rey subrayó que el arte “definitivamente nos acerca” y recordó que algunos de los galardonados han nacido en España pero otros proceden de países “lejanos en kilómetros pero cercanos por los sentimientos de hermandad, por el vínculo de nuestra lengua global, el español, y por la cultura que compartimos todos en el seno de la Comunidad Iberoamericana”. “No nos importa la distancia física porque entre el conjunto de vuestras obras no existe separación física. Esa es la magia de las Bellas Artes a las que, desde las disciplinas más variadas, habéis consagrado vuestras vidas”, apostilló.

Labor transformadora

Don Felipe incidió en su discurso en la importancia del arte: “nos hace mejores, más sensibles, más unidos, más ilustrados, más críticos, más libres”. Igualmente, agradeció la creatividad y el esfuerzo de los premiados “por esa labor transformadora de la sociedad a través de vuestras obras”.

También hizo hincapié en la trayectoria de los galardonados, que, pese a que “hay algo innato en la genialidad, en el talento” con el que cuentan, la trayectoria ha demostrado que esa “pequeña semilla es sólo el comienzo”. “Sabéis mejor que nadie que esa semilla del genio hay que cuidarla cada día, alimentarla con el esfuerzo, con el trabajo, el estudio, la experiencia y la constancia”, subrayó.

Estos artistas, cada uno en sus disciplinas, dejan su huella “para la posteridad”, según Felipe VI, quien aseguró que “estas medallas son el agradecimiento conjunto de toda España a vuestra labor y a todos los momentos de felicidad, diversión, reflexión y erudición que habéis propiciado, y sin duda seguiréis propiciando, con la belleza de vuestras artes”.

Méndez de Vigo, por su parte, resaltó la importancia de la cultura, que definió como “el alma de la nación española”. “La vida”, apostilló, agregando que “su fuerza, su innovación, conforman la identidad de España”.