El Rey, dispuesto a dialogar sobre Cataluña a pesar de las dificultades

Felipe VI traslada al presidente del Parlamento balear, Baltasar Picornell, que es momento de tender puentes • La presidenta Armengol destaca la mejora en el diálogo con el Ejecutivo

El Rey Felipe VI y el presidente del Parlament balear, Baltasar Picornell, dialogaron ayer sobre la necesidad de “tender puentes” y dialogar para desencallar la actual situación política de Cataluña, según aseguró Picornell tras reunirse con el monarca.

En este sentido, el presidente de la Cámara balear explicó al finalizar la audiencia con el monarca que el rey Felipe VI “está dispuesto” a dialogar si bien ha reconocido que “es muy difícil” porque “hay partidos más reticentes y partidos más dispuestos al diálogo”. “Es el momento de extender puentes”, reiteró.

Igualmente, detalló que se trataron otros temas que afectan a las Islas, como las diferentes leyes impulsadas por el Parlament o las próximas elecciones autonómicas.

Respecto a la recepción que la familia real ofrecerá a autoridades y una representación de la sociedad balear en La Almudaina el viernes, Picornell dijo que todavía está meditando si asistirá o no porque tiene un viaje programado.
“El periodo extraordinario en el Parlament se ha extendido hasta el 31 de julio. Las fechas legislativas van muy aceleradas y también tenemos derecho a una semana de descanso”, manifestó.

Nuevo clima

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, trasladó al Rey el nuevo “clima” que ha propiciado el cambio de Gobierno a raíz de la moción de censura del PSOE y resaltó la mejora en la capacidad de diálogo y en las políticas que se pueden llevar a cabo.

Asimismo, la presidenta del Govern balear afirmó que ambos departieron sobre la necesidad de estabilidad en España, que permita avanzar en políticas “clave” para las Islas, y criticó que en los últimos años se había vivido un “parón absoluto” debido a “la falta de voluntad política”.

Por otra parte, Armengol destacó que durante la audiencia con el monarca se trató, entre otros temas, la apertura de los jardines de Marivent al público y detalló que ya han sido visitado por más de 120.000 personas.

Al respecto, indicó que ha visto “satisfecho” al Rey con el número de visitas y detalló que “al principio hubo una punta de muchos visitantes y ahora se ha equilibrado”. “Él está contento con haber dado ese paso de apertura de los jardines de Marivent”, añadió.

La máxima representante del ejecutivo autonómico explicó que en la reunión “cordial” trataron la situación que vive Baleares y las principales iniciativas políticas que ha desarrollado el Govern en el último año.

Tranquilidad

En este sentido, Armengol comentó que la situación económica de las Islas está “por encima de la media española, creando empleo de más calidad y trabajando de forma conjunta con el sector privado para alargar la temporada turística”.

“Hemos tenido tres meses —entre enero y marzo— en los que ha aumentado la llegada de turistas y el gasto y estamos viviendo un verano de tranquilidad”, comentó la presidenta balear.

Finalmente, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, pidió en su audiencia al rey Felipe VI que se “devuelva” a la ciudad la casa del exalcalde de Palma, Emili Darder, que actualmente pertenece al Ministerio de Defensa.

En este sentido, el alcalde de la capital balear recordó que tanto él como la presidenta del Govern, Francina Armengol; el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat; y el presidente del Parlament, Baltasar Picornell, ya remitieron una carta a la exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para pedirle que iniciara los trámites.

Asimismo, Noguera también comentó que realizó al monarca otras peticiones “importantes” para la ciudad, como la de impulsar herramientas de regulación de precios que ayuden a evitar la especulación en los alquileres.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir